El Gobierno impone su idea de postergar las elecciones hasta noviembre

Las elecciones PASO y las generales previstas para el 8 de agosto y el 24 de octubre pasarán al 12 de setiembre y al 14 de noviembre fruto de un acuerdo entre el oficialismo y los espacios políticos de la oposición, tendiente a no dispersar fuerzas de la gestión de la pandemia cuya segunda ola golpea al país.
La iniciativa que fue transmitida por el ministro del Interior, Eduardo «Wado» de Pedro hace un par de semana atrás a los dirigentes de la principal fuerza opositora, Juntos por el Cambio tuvo esta semana manifestaciones de conformidad ante la evidencia de la situación epidemiológica por la que atraviesa la sociedad.
Las elecciones legislativas permitirán la renovación de la mitad de las bancas de la Cámara de Diputados y de un tercio del Senado.
«Acompañaremos el corrimiento del cronograma», informó la fuerza opositora en un comunicado, donde señaló su «interés en contribuir a la mejor gestión de la pandemia y, a la vez, respetar las normas electorales vigentes con la garantía de las elecciones primarias que hoy consagra la ley». Ese documento tuvo el respaldo de los tres partidos que conforman Juntos por el Cambio, la Unión Cívica Radical, el Pro y la Coalición Cívica.
Este acuerdo permitirá avanzar en la sanción de una ley que se debe aprobar antes del 10 de mayo, que es el plazo para convocar oficialmente a las elecciones PASO para definir los candidatos que competirán en la elección general en la que se elegirán 127 diputados y 24 senadores.
Ese consenso permitirá reunir un amplio apoyo para poder sancionar esta ley que se debe votar con mayorías calificadas de 129 votos en Diputados, y de 37 en el Senado (la mitad más uno de los miembros de cada Cámara).
De todas maneras, el oficialismo alcanzaba los 129 votos, ya que todos los bloques provinciales habían manifestado su respaldo a la propuesta formulada por el ministro De Pedro.
Juntos por el Cambio solicitó «una cláusula que reasegure el compromiso del Gobierno nacional con el respeto de la legislación electoral vigente».
Al respecto, pidió que se incluya un artículo que exprese que «la presente ley no podrá ser modificada ni derogada durante el año calendario en curso, en tanto, regula un derecho subjetivo de los partidos políticos, instituciones fundamentales del sistema democrático, a elegir sus candidatos a los cargos electivos previstos en la Constitución Nacional».
También Juntos por el Cambio informó que «hemos elevado nuestra propuesta para la implementación de la Boleta Única, ya que significa mayor transparencia, menos personas movilizadas en las elecciones, menos manipulación de papel, ahorro de transporte y menos miembros en el comando electoral».
Asimismo, la principal fuerza opositora aseguró que le acercó al oficialismo otra serie de ideas, que incluyen el «restablecimiento del voto adelantado para argentinos en el exterior y personal del comando electoral, la creación de una comisión de seguimiento del Proceso Electoral y otras propuestas cuyo objeto es garantizar un proceso electoral transparente».
El cronograma electoral establecía que el 19 de junio venciera el plazo para que se presenten las listas de precandidatos ante las juntas electorales de los partidos. Esas candidaturas se oficializarían dos días después. Esas fechas también se trasladarían 30 días calendario de confirmarse las nuevas fechas de PASO.
Como anteriormente señaló esta página, para definir los candidatos a diputados nacionales por San Luis se deberá recurrir a las PASO, pero no así para los cargos provinciales -senadores, diputados, intendentes, concejales- ya que en la provincia está vigente la Ley XI-0965-17 de elecciones PAS, Primarias Abiertas y Simultáneas no obligatorias, con lo cual cada frente puede participar directamente con sus candidatos de consenso en la elección general. Así ha sido desde su implementación en 2017: ningún partido la utilizó ya que todos eligieron sus candidatos en forma consensuada para participar directamente de la elección general.

withemes on instagram

Authors