Atentaron con un explosivo contra una sede del Frente de Todos

1 minuto de lectura

El ministro de Justicia de la Nación, Martín Soria calificó como un ataque mafioso al atentado con un explosivo que sufrió una sede de un local partidario del Frente de Todos, en Bahía Blanca. Y llamó a la dirigencia política a expresar un repudio unánime.

“El ataque mafioso que sufrió un local partidario del FdT en Bahía Blanca es antagónico al desarrollo democrático que mantenemos desde 1983: la violencia política forma parte de un oscuro pasado que, a pesar de resistencias muy marginales, hemos superado colectivamente. Se impone un repudio generalizado de la clase política, que debe ubicarse por encima de cualquier diferencia coyuntural” escribió Soria en las redes sociales.

En la madrugada de esta martes 25 de mayo, un artefacto explosivo de fabricación casera explotó destruyendo parte de un local del Frente de Todos ubicado en Berutti 184, esquina Donado, de la ciudad de Bahía Blanca.

Uno de los panfletos que arrojaron en la sede del Frente de Todos.

Si bien no hubo que lamentar heridos, el daño material fue importante al punto de afectar viviendas y locales comerciales próximos. Y si la detonación se hubiese producido en otro horario podía haber provocado alguna víctima humana, dada la concurrencia permanente que hay en otros horarios en esa sede partidaria y en sus alrededores.

Pero los más grave aún fueron las consignas intolerantes que se esparcieron con panfletos anónimos con mensajes antidemocráticos, reclamos por la inflación, la pobreza, y otros temas como la legalización del aborto, contra la educación sexual por considerar que “sexualiza” a los niños y haciendo un llamado a una “purga” contra “quienes subvierten los valores naturales”.