Una audiencia con varias lecturas

La audiencia celebrada el pasado miércoles en la Secretaría Electoral Nacional en la que confrontaron impugnaciones los apoderados de los frentes y partidos políticos que participarán en la elección del 14 de noviembre merece ser revisada.

La impugnación del Frente oficialista Fuerza San Luis a los colores de la boleta del Frente Nuevo causó sorpresa y generó un malestar que va un poco más allá del entendimiento de ciertas chicanas propias a una contienda electoral. Como si se hubiesen traspasado algunos códigos. Los dirigentes del Movimiento Evita no digieren la impugnación del PJ.

Sucede que, a la hora del armado del frente oficialista, el partido Justicialista no quería que hubiese listas colectoras en ningún distrito y en ninguna circunstancia, y tras la derrota del 12 de septiembre cambió de parecer. Ahora quiere y necesita los votos que cosechará Paola Ponce Latino y Federico Tula, como cabezas de la lista de concejales de la Unión Vecinal Provincial.

Sucede que se encontró con la impugnación del Frente Unidos por San Luis, para quien también la existencia de colectoras le hubiera resuelto el armado previo -aunque a la luz de los resultados están satisfechos-, y la impugnación del Frente de Todos que le devuelve favores.

Por otro lado, la candidatura del radical José Riccardo sigue enredada con el diseño de sus boletas como antes de las PASO pero con el agravante de haber hecho la peor elección desde la vuelta de la democracia y con pronóstico terminal para el 14 de noviembre.

Algunas evidencias entonces:

1. La tensión entre dos grupos peronistas. Por un lado, el Partido Justicialista en la persona de su apoderada, Angela Gatto y por otro, el Movimiento Evita, uno de los pilares del armado del Frente Nuevo que lideran Daniel Sosa y José Giraudo.

2. El cambio de opinión del frente oficialista que ahora ante la necesidad electoral quiere que haya colectoras, en especial en la ciudad de San Luis.

3. El atraso en la impresión de las boletas le hace perder a los partidos un tiempo valiosísimo para aprovechar la entrega de votos en cada caminata de sus dirigentes.

Los aspectos legales de esta instancia judicial electoral podrían resolverse en las primeras horas de esa semana. Las diferencias políticas, por lo contrario, parecen profundizarse.

Share