Gol en contra de Juventud

65 veces leído
1 minuto de lectura

Desde hace rato el indisimulable fastidio de los padres de los chicos de inferiores de Juventud señala que desde la coordinación de las categorías se patea en contra del club.

La semana pasada un papá de la categoría 2006 que debía operar sin más dilaciones a su hijo, quién se había lesionado los ligamentos cruzados en un entrenamiento en la institución, se vio obligado a solicitar ayuda económica por las redes sociales. ¿El motivo? La falta de respuesta del club.

En Juventud Unidad los niños y jóvenes que practican fútbol pagan junto a la cuota mensual un seguro por lesiones. En caso de que sufran alguna, el club los deriva en el reclamo y se desentiende del trámite (como si la aseguradora la hubiese elegido el tutor).

Así los papás se ven obligados a peregrinar solitariamente por pasillos de aseguradoras que demoran mínimamente dos o tres meses los pagos mientras los chicos conviven con la lesión en casa. Y como la mayoría de las veces la solución debe ser inmediata para que el cuadro no se agrave, los papás viven la angustia de tener que resolver individualmente el problema.

Pero este caso no es el primero. En lo que va del año ya se han vivido otras situaciones similares. Y desde la coordinación los gestos se repiten en busca de minimizar los reclamos y desalentar las sugerencias y participación.

En términos futbolísticos podríamos decir que el juego en las inferiores de Juventud Unida Universitaria es no abrir la cancha y patear en contra del propio arco. Una imagen que explica porqué los padres tienen prohibido el ingreso al predio, y porqué como intrusos se ven obligados a mirar desde baldíos lindantes, hoy con una mezcla de alegría y preocupación, como sus hijos patean la pelota.

 

Captura de pantalla de un pedido viral por whatsapp de un papá.

Dejá tu comentario

Tal vez te interese