El centro del ring mediático

3 minutos de lectura

El senador Nacional, Claudio Poggi instaló para el debate esta semana la idea que el Gobierno provincial compre las vacunas necesarias para garantizar una rápida campaña de inmunización de los puntanos.
Que el Gobierno no le responda públicamente no significa que puertas adentro no se sienta el impacto de esa instalación en el debate público, más bien revela la utilización de una vieja estrategia de comunicación muy común en los años 80, -hoy caduca por la utilización de las redes sociales en donde se habla de todo-, que consideraba que si se lo ignoraba, no existía. Por lo contrario, en el contexto actual, con su intento de ignorarlo el Gobierno le otorga a Poggi centralidad, y propicia lecturas que le terminan adjudicando el rol de principal opositor.
En tiempos en los que cualquier decisión se discute en términos absolutos, en el blanco/negro de la polarización que esta semana tuvo sobradas muestras de vigencia, Poggi representa a los sectores que reclaman mayor apertura; y Terrazas por lo contrario, y por cargar con la responsabilidad del gobierno, quien restringe, quien prohibe, aunque abunden en metáforas.

El parte oficial de Terrazas, en lenguaje «positivo» para evitar hablar de restricciones.

Es tan evidente porque así lo revela el lenguaje que prefirió utilizar Terrazas para hablar de las nuevas prohibiciones impuestas por el Comité de Crisis en su afán de frenar la desbordante segunda ola de contagios de Covid-19 que golpea a todo el país.
Por eso el Gobierno evitó usar la palabra Restricción y forzó a una incómoda lectura de lo Permitido -en lugar de decir que se restringe la circulación de 0 a 6, el Gobierno dijo que se permite la circulación de 6 a 24, lo que en realidad nunca estuvo prohibido en los últimos meses.

El compre vacunas de Poggi.

Esa propuesta de Poggi en el senado de la Nación -utilizar fondos del pago de la deuda Nación-Provincia para comprar vacunas- y que esta página reflejó en una de sus entregas durante la semana, tuvo críticas por impracticable que se fueron apagando con el paso de las horas, cuando en otros distritos provinciales, gobernadores y dirigentes se sumaron a esa posibilidad. Y se multiplicaron como hongos luego de la lluvia, cuando el propio jefe de Gabinete de Nación, Santiago Cafiero reveló que la compra de vacunas era una opción válida para los Gobernadores.

  • El jefe de Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta abrió negociaciones con Pfizer y dijo que si consigue vacunas serán para todo el país.
  • Sonia Martorano, ministra de Salud de Santa Fe admitió que esa provincia inició gestiones para comprar vacunas.
  • Los gobernadores de Córdoba, Mendoza, San Juan, Entre Ríos y Tierra del Fuego, también iniciaron gestiones, aunque todos reconocen que los posibles acuerdos podrían materializarse con vacunas que recién llegarían en 2022.
Las tendencias en Twitter esta semana y la polarización argentina.

El correlato en Diputados.
En sintonía con la propuesta de su jefe político -cada día parece más próxima su confirmación como candidato a diputado nacional-, los diputados del interbloque San Luis Unido le pidieron al Gobierno provincial que compre las vacunas contra el Covid-19, y que para su pago se afecten recursos de los fondos de la deuda de Nación a Provincia.
Ese proyecto sobre tablas fue rechazado con 25 votos negativos contra 14 positivos. Estos 14 fueron: los 6 de San Luis Unido, los 6 de la UCR, uno de Institucionalidad Pro –Bartolo Abdala– y uno de Ahora San Luis –Mónica Domínguez– (ambos conformaban anteriormente un mismo bloque).
La defensa argumentativa del oficialismo fue pobre. Se limitaron a calificar a la oposición como irresponsables por presentar esa propuesta y dijeron que esa idea “no era viable”.
La cerrazón oficialista fue criticada por el diputado Gastón Hissa: «No hay peor gestión que la que no se hace» dijo en declaraciones a medios locales.
“Claramente no hay peor gestión que la que no se hace, porque no nos podemos quedar con el criterio de que es difícil, hay que intentar hacerlo. Sabemos que no es un trámite fácil porque los laboratorios internacionales no venden menos de dos millones de vacunas y se manejan mucho con los Gobiernos nacionales por eso en el proyecto ponemos que se gestione ante Nación”, reclamó.

La información oficial.
La ministra de Salud, Silvia Sosa Araujo informó al cierre de esta semana la llegada de otras 4.500 dosis. Este cargamento de vacunas llegó en cinco conservadoras, con 900 dosis cada una para mantener la cadena de frío específica de suero, y se suman a los 10.800 que arribaron a San Luis a principios de semana, publicó la Agencia de Noticias. “Ya tenemos un porcentaje importante de personas de riesgo vacunadas, e instamos a que se sigan inscribiendo en el registro provincial manifestando la voluntad de vacunarse” dijo la ministra.
De acuerdo a la información oficial, esta tanda de vacunas Sinopharm se aplicarán a vecinos de diferentes puntos de la provincia. “Una vez que llegan las dosis a la provincia, el Ministerio de Ciencia y Tecnología avisa a las personas sobre el turno”, indicó Sosa Araujo, y agregó que por sus características esta vacuna puede ser transportada con facilidad a toda la provincia. Estas vacunas están destinadas a personas mayores de 60 años con o sin patologías, dice el parte oficial.