Implosión radical

14 de septiembre de 2021

Con los resultados de las elecciones PASO aun retumbando en las sedes partidarias, el grupo de dirigentes radicales que participaron de la elección PAS enrolados en la lista SOMOS decidió bajar sus candidaturas, luego de perder, y tras entender que “el electorado ha encontrado en otro frente -por el Frente San Luis Unidos- una oposición al gobierno provincial”.

La decisión de bajar sus candidaturas vino acompañada de un pedido de “autocrítica necesaria para no terminar siendo obstáculo para la representación de oposición que pueda terminar siendo funcionales al Gobierno provincial”.

“No podemos tampoco como Lista dejar de ver que el electorado, más allá de las PAS, ha encontrado en otro frente, una oposición al gobierno provincial y creemos que es ahí donde también convocamos a realizarse las autocríticas necesarias para no terminar siendo un obstáculo para la representación de oposición que pueda terminar siendo funcionales al Gobierno provincial” dice el comunicado que compartió la dirigente radical Celeste Aparicio.

 

 

“Hemos decidido dar un paso al costado intentando ser coherentes con lo planteado antes de celebrase las elecciones, en la necesidad de mantener los binomios de candidatos, quienes son al fin el sostén de los proyectos y los que han sido ratificados en las urnas. En los distritos que hemos obtenido el triunfo seguirán estando los candidatos de SOMOS, manteniendo en sintonía a lo planteado anteriormente y buscando respetar la voluntad popular con ello ratificar la representación en noviembre”, expresó el comunicado que fue compartido en las redes sociales.

Pero no fue la única voz que se escuchó con autocrítica luego de la muy pobre performance electoral de la UCR -apenas superó los 6 puntos. También Hugo “Pipo” Rossi lo dijo sin rodeos:
“Los radicales no le hemos despertado ninguna expectativa a la sociedad o como se dice vulgarmente, no levantamos el amperímetro en esta elección. Creo que tenemos que reaccionar rápidamente y entender lo que la gente nos dice”, aseguró en una entrevista radial.

“Con este porcentaje tan exiguo, del cual me hago cargo porque competí, estamos perdiendo las representaciones parlamentarias, pero creo que, con dirigentes con amplitud, criterio, coherencia, encontraremos los espacios necesarios de la oposición. Por eso, tenemos que volver sobre nuestros pasos, errores, reconsiderarlos, reflexionar y poner nuestro partido en la senda de la construcción de un gran frente político para la provincia” aseguró el ex presidente del radicalismo puntano.

Rossi hizo un llamado a reconstruir un frente opositor al gobierno provincial.

Avanzar, el ex socio político del radicalismo, se quedó no sólo con un triunfo prometedor sobre el oficialismo provincial, sino que aventajó a las dos listas de candidatos de la UCR por 40 puntos.
José Riccardo, el candidato a diputado nacional ganador de esa interna, quedó 112 mil votos debajo de Claudio Poggi. Esa amplitud amerita el interrogante sobre los motivos por los cuales Riccardo pueda insistir con su candidatura de cara a noviembre.

Sin el acompañamiento de sus correligionarios, bajo el efecto de una polarización que se profundizará, con mensajes para reconstruir el frente opositor de cara a 2023, escaso de recursos económicos tal como él mismo lo reconoció al quejarse por tener que gastar para imprimir nuevamente sus votos, y ante un electorado que claramente ha privilegiado otra opción opositora, ¿qué sostiene la candidatura de Riccardo?

Dejá tu comentario

Tal vez te interese