11 de septiembre de 2023

Dos gobernadores acompañaron a la familia de Diego Gatica a un año de su asesinato

El gobernador electo Claudio Poggi y el ex gobernador, Adolfo Rodríguez Saá acompañaron a la familia de Diego Gatica en la misa celebrada esta tarde al cumplirse un año de su asesinato.

Estuvieron en la Catedral de San Luis, uno a cada lado de Carina Ledesma, la madre del joven policía asesinado, en la misa que ofició el Obispo, Gabriel Barba.

Gatica, de 30 años, integrante de la División de Rápida Intervención Motorizada DRIM de la Policía de San Luis, murió luego de agonizar una semana tras una brutal golpiza que le dieron el 5 de setiembre del año pasado, para robarle una bicicleta y sus zapatillas.

Ese día el joven había salido a pedalear aprovechando su franco, por la Avenida “Eva Perón”, en la ciudad de San Luis.

A la altura del Barrio Monseñor Tibiletti fue atacado a golpes por los delincuentes. La brutalidad del ataque lo dejó inconsciente y no hubo posibilidades de salvarlo.

Los golpes y las patadas que le dieron en su cabeza le habían fracturado el cráneo y convirtieron su cuadro en irreversible.

Su muerte generó una de las movilizaciones más masivas de los últimos tiempos, sin embargo, la Justicia aún está en deuda. De los seis delincuentes que lo atacaron, sólo tres llegarán a juicio y hay un solo detenido.

Al finalizar la ceremonia religiosa, Poggi tuvo un breve contacto con la prensa y contó que asistió invitado por Carina, la madre de Diego, y que en estos casos “uno no tiene más que acompañar y solidarizarse, darle fuerzas, no hay palabras en estos momentos, y algo que puede cicatrizar (tanto dolor) es la justicia, que se haga justicia, así que Dios quiera que así sea”.

El gobernador electo consideró que hay una deuda para con la familia, “por supuesto, el Estado, como muchos casos más, ¿no? Como Guadalupe, muchos casos más, ¿no? Entonces, son deudas que el Estado tiene que saldar de alguna manera, si no está fallando el Estado, está fallando el funcionamiento del Estado” dijo.

Y agregó; “mi compromiso absoluto es poner todo lo que dependa del gobierno de la provincia a disposición para que se llegue a hacer justicia”.

Poggi junto a Carina Ledesma. La Justicia puede ayudar a cicatrizar algo de tanto dolor.

Justo a un año de su muerte, Ana, la hermana de Diego compartió un sentido posteo titulado “Respirar no es estar vivo” en el que reclama justicia.

“Lo único que nos queda esperar es en la justicia ¿pero de qué justicia me hablan cuando los asesinos siguen sueltos? cuando una familia de bien queda destrozada, cuando te destrozaron la salud mental y aun así nada es justo para nosotros. Qué justicia puedo esperar si vivimos en el mundo del revés, si debajo de cada piedra que levantamos desde que empezamos a recorrer este camino sólo encontramos corrupción. Señores yo no fui a buscarlos a su casa, yo no me metí con ustedes. Dejen de tapar todo. ¿De dónde saca un delincuente cinco millones de pesos para pagarse un abogado? se pregunta.

Dejá tu comentario

Tal vez te interese