12 de septiembre de 2023

Claudio Poggi, del hambre infantil a la idea de una gran fogata educativa

266 veces leído
El Gobernador Poggi, en "La Noche de la Educación", invitado junto a Llaryora, Weretilneck y Melella.

El gobernador electo de San Luis, Claudio Poggi participó junto a sus pares de Córdoba, Martín Llaryora; de Río Negro, Alberto Weretilneck y de Tierra del Fuego, Gustavo Melella en el foro “La Noche de la Educación”.

Fue un encuentro convocado por la organización “Argentinos por la Educación” paradebatir los desafíos prioritarios de la agenda del sector, y que reunió a funcionarios y políticos de diversos espacios, líderes sociales, empresarios, comunicadores, referentes de la cultura y otras personalidades.

La actividad que se desarrolló en el Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires (Malba) y con la presencia de unas 300 personas en el público, apuntó a debatir sobre el problema de la alfabetización en nuestro país.

Poggi agradeció a la organización por convocar a líderes provinciales para hablar de educación.

“Gracias por meterse en las provincias, porque somos quienes tenemos la competencia educativa del nivel inicial, de la primaria, de la secundaria, de la educación de los docentes, salvo la universidad. Todo lo demás está en las provincias, a cargo de las competencias provinciales” comenzó diciendo, antes de rescatar algunas ideas clave como la decisión política para llevar adelantes acciones en materia educativa y el escenario federal para articular políticas con la participación de todos los distritos provinciales.

Poggi planteó además una dificultad extra que surge en la coyuntura provincial de San Luis, en donde el 63% de los chicos vive en condiciones de pobreza y tiene problemas de alimentación.

En ese sentido destacó la necesidad de enfocarse en la atención primaria de los chicos desde que nacen hasta los cinco años, dado que si no comen esos niños no pueden estudiar.

 

Textuales de la participación de Poggi

  • Creo que pasa mucho por la decisión política y la voluntad política del gobernante de poner a la educación como la madre de las políticas públicas. Es la madre de las políticas públicas. Decía Martín -por Llaryora-, esto no está en la agenda. Es cierto que no está en la agenda. No hay que pensar en la educación para ganar la próxima elección, sino para la próxima generación. Yo creo que el compromiso que asumimos es: un pueblo educado es un pueblo libre.

 

  • La verdad que yo hablo por mi patria chica, que es San Luis. Queremos poner a la educación como la madre de las políticas públicas.

 

  • Hoy por hoy nos estamos chocando con una situación de pobreza. En mi provincia el 63% de los chicos vive en un hogar con carencias. Hay muchos chicos que esta noche no saben si cenan o cenan precariamente. La mamá no cena para darle lo poquito que tienen sus chicos. Al otro día van y se duermen en la escuela en la primera hora, hasta que no toman la copa de leche y se reaniman. Quizás sea la única comida en el día. Nosotros lo que pensamos es, para garantizarle un futuro a ese chico, tenemos que hacer una fuerte inversión en la primera infancia. Una fuerte inversión en los sectores más vulnerables. En la mamá embarazada, en jardines maternales para los niños desde los 45 días, en universalizar la sala de 3 de nivel inicial, 4, 5.

  • Hoy tenemos problemas, porque el 63% de ellos vive en un hogar con carencias. Entonces creo que en esta coyuntura social grave hay que hacer una fuerte inversión en la primera infancia para garantizarle al niño que pueda acceder al conocimiento, si no lo condenamos.

 

  • La educación está en cabeza de las provincias. La salud pública está en cabeza de las provincias. La seguridad pública, la mayoría, está en cabeza de las provincias. En un país federal hay que trabajar en un consejo federal que existe y un gobierno nacional que corrija asimetrías, en todo caso, que fije los grandes parámetros, los grandes lineamientos, que ayude a medir. Que tenga un sistema único al que alimentemos desde las provincias. Pero toda la competencia está en las provincias. Entonces yo creo que hay que agarrar cada provincia, las 24 provincias y prender fueguitos en cada una de ellas y hacer una gran fogata educativa. Pero a partir de las provincias. Por ahí hay que empezar.

 

  • Creo que hay que generar programas de inclusión educativa para los chicos de sobre-edad, para la gente mayor, para todos los que tengan una asignatura pendiente de haber cumplido su primario o secundario. En mi experiencia anterior como gobernador de San Luis, hicimos un plan de inclusión educativa universal para todas las personas de 20 años en adelante. Aunque no tenían la asignatura pendiente del secundario o de la primaria, la verdad es que se anotó el 10% de la población que no lo tenía. Y fue un desafío enorme.

 

  • Y hace 10 años interactuamos lo digital con lo presencial, y la verdad es que cuando yo cuando iba a visitarlos en el aula, gente mayor, con todos los temores, con todos los miedos, y se dio cuenta que al lado estaba una persona que estaba en la misma condición, y hoy me los encuentro y concretaron sus estudios, y algunos siguieron estudiando y empezaron a mandarle el mail a sus hijos, o el whatsapp, o a hablar el mismo idioma que sus nietos, y muchos fueron a cursar empujados por los nietos y por los hijos. La verdad que fue una experiencia muy exitosa.

 

  • La otra opción que creamos en la provincia fue una Universidad Provincial de Oficios UPRO, para quienes prefieren una formación como recursos humanos en oficios que también demanda la sociedad. Creo que la formación de recursos humanos es lo que marca la diferencia en una sociedad.

 

 

Dejá tu comentario

Tal vez te interese