La salida de Tomasevich y un impacto inesperado

3 minutos de lectura

👉 Se fue Felipe Tomasevich, el hombre que tiñó de Naranja buena parte de la geografía provincial, desde cabinas de peaje, pasando por indumentaria de personal de distintas reparticiones incluyendo gorras, bufandas, globos, carteles., postes de luz y hasta el nido de algún hornero.

👉 Se fue Felipe, el de la ola Naranja.

👉 Se fue Felipe Tomasevich, el funcionario de la consigna «Hay Equipo».

👉 Se fue el funcionario que más veces nombraba a Alberto en sus declaraciones públicas. Le gustaba decir que era “el mejor piloto de tormentas”, «un visionario».

👉 Se fue el funcionario que siempre vistió una prenda Naranja para sus apariciones en los medios.

👉 El que cabeceó con sueño en un reporte oficial.

👉 Se fue el funcionario de la Obra Pública.

👉 Se fue el funcionario al que muchos imaginaron como un «candidateable» para garantizar la continuidad en el gobierno de un hombre de confianza.

👉 Se fue uno de los hombres siempre identificados como del núcleo más cercano al Gobernador.

👉 Se va Tomasevich, el que tiene familia en Buenos Aires.

👉 Se fue uno de los funcionarios tuerca del Gabinete, luego de 10 años de altísima exposición.

👉 Se fue Tomasevich, el Licenciado en Economía Agropecuaria egresado de la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad de Belgrano.

👉 Se fue el ministro de Obras Públicas que desembarcó en el gobierno provincial a los 29 años como asesor del entonces ministro del Campo, Sebastián Lavandeira en 2008.

👉 Se fue el rara avis ministro de Claudio Poggi y Alberto Rodríguez Saá, en ejercicio.

👉 Se fue con 41 años recién cumplidos. Los celebró el fin de semana con un asado en su campo.

👉 Se fue entre lágrimas, emocionado con la despedida que le hicieron –y viral- sus colaboradores y el personal de su ministerio.

👉 Lo anunció en la noche del miércoles 15 de julio el Gobernador Rodríguez Saá, luego de una tarde teñida de rumores naranja.

👉 Contó que le había presentado la renuncia en forma indeclinable argumentando razones personales.

👉 Fue un ministro excepcional, le regaló Rodríguez Saá en su noche final. “Gracias por los servicios prestados”.