Villa Mercedes: el fuego amigo es abrasador

23 de octubre de 2021

Los dirigentes del oficialista Frente Fuerza San Luis complican cada día un poco más sus expectativas electorales en el departamento Pedernera, y particularmente en Villa Mercedes.

“Hacen todo para perder” se escucha de la boca de algunos experimentados dirigentes de Pueyrredón que miran de soslayo lo que sucede en el segundo departamento más importante por caudal de votos de la provincia, preocupados por su propia performance en Pueyrredón.

La diferencia en Pedernera fue -18 puntos para el oficialismo y -12 en Pueyrredón.

Es interesante entonces repasar algunos hechos de estos últimos meses y pensar cuánto de ello influye en la percepción que la sociedad hace de la oferta dirigencial de Terrazas del Portezuelo en ese departamento.

1. Primero fue el senador Ariel Rosendo, hoy preso tras haber sido acusado por robo y violencia de género, quien volvió a escena por una carta pidiéndole perdón al juez Leandro Estrada y admitiendo que mintió al haberlo acusado por extorsión. Coloquialmente, un mamarracho.

2. Le siguió otra detención y prisión, esta vez para el dirigente Juan Carlos Solalinde, por el femicidio de su ex pareja. El secretario general de la UOCRA admitió haber asesinado a Johana Galdeano, de 28 años y en junio pasado fue preso.

3. Otro escándalo enredó a un dirigente del oficialismo esta semana: se trata del diputado oficialista, Gustavo Morales, que salió a pedir vindicación luego de que su nombre apareciera mencionado tras un confuso episodio de índole sexual. Si bien la denuncia fue ratificada ante la Justicia por la damnificada, el mayor peso de esa acusación recae sobre el colaborador de Morales.

4. Junio fue sinónimo de escándalo público también para el diputado del oficialismo, Francisco “Tengo” Irusta quien protagonizó un grave incidente al conducir alcoholizado, chocar, romper mobiliario urbano de Villa Mercedes, y regalar una vergonzante imagen con sus pantalones mojados.

5. Las candidaturas como concejales de hermanos de figuras políticas muy representativas de Villa Mercedes, terminó también en un fuerte reclamo dirigencial con una recriminación que llegó a golpes de puño.

6. La gestión política de la UPRO, que dirige el ex diputado provincial, Joaquín Surroca fue muy pobre electoralmente. Le falta contundencia en la acción política, le reclaman otros dirigentes a media voz: “es que está muy cómodo” justifican.

7. La interna política tras la salida de Mario Raúl Merlo de la estructura del PJ en Pedernera nunca fue resuelta. Las vertientes peronistas no logran encausarse.

8. El desajuste en la interpretación de las necesidades de los vecinos lleva al Gobierno a proyectar obras e inaugurarlas sin el suficiente consenso social. A los pocos días de inauguradas, las obras ya reciben críticas porque, o no se hicieron cómo los vecinos las pedían, o directamente no son las prioritarias.

9. Esta semana, la diputada de Pedernera, Anabella Lucero quedó en el foco de las miradas cuando el medio periodístico Reporte San Luis reveló que pese a cobrar su dieta como legisladora por Pedernera, mantiene un cargo en el Ejecutivo. No es la única. Lo cierto es que Lucero le negó a los colegas de La Gaceta Digital,  que cobre un doble sueldo aunque admitió que “Figura un decreto que tengo un contrato guardado”. Su respuesta enardeció a los lectores en las redes sociales por el privilegio de poder tener un segundo trabajo asegurado en tiempos de falta de un trabajo siquiera.

 

No hay gestión municipal que pueda contra esta maraña de acontecimientos que asfixia cualquier estrategia del oficialismo en Villa Mercedes. Lo insólito sería imaginar otro resultado con estos antecedentes.

El fuego amigo es abrasador, tenemos demasiados heridos y las camas de curación las ocupan siempre los mismos, reflexionaba un dirigente en lenguaje bélico, para una Villa Mercedes vista como un campo de batalla política del propio oficialismo.

 

Dejá tu comentario

Tal vez te interese