El reparto de fondos entre las Universidades vuelve a generar ruido en la UNViMe

3 minutos de lectura

La llegada de sólo 5 millones de pesos a la UNViMe desde la Secretaría de Políticas Universitarias de Nación a través del plan de Virtualización de la Educación Superior volvió a tener un fuerte impacto en el ambiente interno de esa universidad en el que maduran tensiones que van saliendo a la luz pero aún sin una repercusión acorde a la gravedad que supuestamente entrañan.

El monto, muy inferior a los 25.056.315 pesos que recibe la Universidad Nacional de San Luis y los 12.587.719 pesos destinados a la Universidad Nacional de los Comechingones, generó un inmediato reclamo formal del rector David Rivarola para forzar una revisión de esa asignación a la UNViMe. Pero también una fuerte crítica interna que vincula esa escasa consideración presupuestaria nacional con una atenta mirada puesta en el funcionamiento interno institucional y en donde la falta de llamado a sesionar del Consejo Superior ya no resiste más dilaciones.

Precisamente la asignación de esas partidas presupuestarias para facilitar gestiones universitarias en modo virtual tiene su razón de ser en estos tiempos de pandemia. Sin embargo, parece obvio que se ha afectado su posicionamiento en el contexto universitario nacional.

Una polémica que alimenta el malestar interno –del que esta página viene hablando a partir de la información que le brindan fuentes universitarias que exigen anonimato por temor a sufrir represalias- fue ratificada esta semana a partir de una resolución, la RDGeo N° 01820 con fecha 5 de octubre de 2020 del Consejo Departamental del Departamento de Geología de la Facultad de Ciencias Físico Matemáticas y Naturales de la Universidad Nacional de San Luis.

En ese documento se resolvió prorrogar la designación del David Rivarola en el cargo de Profesor Asociado, dedicado simple, carácter suplente a partir del 17 de octubre próximo y hasta el llamado a concurso no más allá del 30 de marzo de 2021. Y un párrafo después se le concedió licencia sin goce de haberes por incompatibilidad en el cargo de Profesor Adjunto dedicación Exclusiva carácter Efectivo a partir del 17 de octubre de 2020 y/o hasta la sustanciación del llamado a Concurso y no más allá del 30 de marzo de 2021.

Esta situación contractual de Rivarola con la UNSL es incompatible con su cargo como rector aseguran las fuentes consultadas y citan el Artículo 62 del estatuto universitario de la UNViMe que estipula los requisitos legales para poder ser rector o vicerrector de esa universidad exigiendo dedicación exclusiva.