Unidad en la CGT, el movimiento de un féretro y una estampida legislativa

Los hechos y curiosidades que marcan el pulso político de la semana.
16 de febrero de 2024

Unos 63 sindicatos lograron lo que durante mucho tiempo parecía imposible: la normalización y unificación de la CGT en San Luis, cuya conducción será compartida entre Jorge Garro, de la UOM y José Farías, de Camioneros.

El acto oficial fue esta tarde en un clima de unidad y algarabía en el salón del gremio Luz y Fuerza con la presencia de esos dirigentes que buscaban este encuentro sindical desde el año 2011.
Claudio Suárez, de UPCN; Adriana Sosa de FONIVA, el sindicato del vestido; y Mónica Torres de UATRE fueron elegidos como secretarios adjuntos.

Marco Sosa, el vicepresidente de la poderosa UOCRA a nivel nacional quedó al frente de la secretaría de Vivienda.

“Es un hecho histórico para San Luis, obviamente, un hecho muy importante porque se viene tratando de llevar adelante esta normalización desde hace siete años y para este encuentro contamos con la presencia de Horacio Otero, que es el delegado normalizador que pone la CGT nacional, que es de la UOM dado que a nivel nacional la Secretaría de Interior es manejada por ese gremio” le dijo Suárez a DePolítica minutos después del acto en el que se leyeron salutaciones de dirigentes como Pablo Moyano y de otros gremios de gran porte en el escenario nacional.

***

Unos veinte días antes de dejar el gobierno, Alberto Rodríguez Saá decidió remover el féretro de su amigo, el ex diputado nacional Luis Lusquiños, sepultado en Terrazas del Portezuelo, para trasladarlo a su cementerio familiar en su propiedad en El Durazno.

La extracción del ataúd y su traslado se hizo con el mismo sigilo con que se manejó esa información hasta hoy, y contrasta con los altos honores con que se despidió al ex diputado nacional tras su muerte el 17 de junio de 2017. En ese momento el Gobierno decretó que sus restos fueran velados en el Salón Blanco del edificio gubernamental, también hubo tres días de duelo, suspensión de clases en la Universidad de La Punta -de la que Lusquiños fue rector- y en las escuelas digitales, y las banderas nacional y provincial quedaron a media asta.

El féretro de Lusquiños estaba en el ala este del edificio estatal Terrazas del Portezuelo en donde fue enterrado  aquella fría tarde del  domingo 18 de junio, día del padre, a pocos metros de una estatua de Germán Avé Lallemant.

Sin embargo, pocos días antes de que se formalizara la asunción del nuevo gobierno, Rodríguez Saá ordenó -con total hermetismo- sacarlo para trasladarlo a su cementerio familiar.

Esa decisión parece sintetizar su particular concepción en la que se mezcla la vida privada y el Estado.

Junio de 2017. Los restos del diputado Lusquiños son sepultados en Terrazas.

***

Es un fenómeno en Tik Tok. Sus declaraciones saltan el vallar de esa red por la que transitan a diario más de 16 millones de usuarios en Argentina, para multiplicarse en mensajes y memes en otros medios sociales.

Se trata de Guillermo Moreno, el ex secretario de Comunicaciones y luego de Comercio interior entre 2006 y 2013, durante los gobiernos de Néstor y Cristina Fernández de Kirchner.

Candidato a presidente de la Nación en 2023 por su partido Principios y Valores, Moreno fue uno de los diez dirigentes que quedaron en el camino de esa elección general por no superar en la instancia de las PASO el 1,5% del padrón.

Ha sido uno de los primeros dirigentes en reclamar que Alberto Fernández deje la presidencia del Partido Justicialista nacional, y actualmente se encuentra de gira por el interior del país, junto a su esposa y apoderada del partido, Marta Cascales, y la referente nacional de la rama femenina de ese espacio, Marita Velázquez.

Esa recorrida los trae este fin de semana a San Luis, una visita que cambió dos veces de locación y que luego tendría una nueva programación por compromisos de Moreno en Buenos Aires.  En un principio se invitó al encuentro con el dirigente peronista en la sede del gremio del personal Químico y Petroquímicos, que preside Roberto Marino. Sin embargo, esa información fue desmentida en el transcurso de la semana y se notificó una nueva sede: el Salón Vial, sobre ruta 147.

Este viernes finalmente una nueva invitación digital comenzó a circular con el membrete de Principios y Valores para notificar un cambio de agenda. La actividad se concentraría a las 17 horas con una charla de Moreno con la militancia en el Bar Buffet, en la esquina de Rivadavia y 9 de Julio, y a las 16, con Cascales y Velázquez junto a la rama femenina.

Guillermo Moreno, este sábado estará en San Luis.

***

Hace un mes atrás, cuando se cumplió el primer mes del nuevo gobierno provincial, esta página adelantó que se vería al Gobernador Claudio Poggi salir de recorrida por toda la provincia de San Luis para hablar con los intendentes y poner a los funcionarios cara a cara a resolver las necesidades de los vecinos.

Esa experiencia de un contacto fluido y cara a cara, que Poggi practicó en su primera gestión entre 2011 y 2015, había sido olvidada durante los ocho años de gobierno de Alberto Rodríguez Saá por su particular manera de concebir el ejercicio del gobierno: desde la lejanía y en soledad.

Claro que esta nueva modalidad resulta beneficiosa no sólo en términos de la gestión de gobierno, sino también de cara a la construcción política y al capital político que se va acumulando con el paso de los días.

En ese contexto, hay tres funcionarios que están desarrollando una tarea que merece ser señalada: el primero es el ministro de Producción, Federico Trombotto.

Federico Trombotto, ministro de Desarrollo Productivo.

Tiene por delante el desafío de articular el trabajo entre el sector público y el privado para retomar el desarrollo productivo y la creación de nuevas fuentes de trabajo genuino.

San Luis viene de desperdiciar ocho años en los que mientras el empleo público creció desaforadamente, el sector privado sufrió la crisis y la falta de estímulos por parte del Estado, al punto de caer la cantidad de puestos de trabajos.

Los encuentros como el que este fin de semana se desarrolla en Los Manantiales tienen como objetivo, en primer lugar, identificar problemas y oportunidades para diseñar políticas en forma conjunta que beneficien al sector privado. La premisa parece ser: primero la solución al problema y luego el desarrollo de políticas que promuevan y fortalezcan ventajas comparativas, competitivas para crear nuevas fuentes de trabajo.

El segundo de esos funcionarios es el ministro de Educación, Guillermo Araujo, que tiene un doble mandato en su cartera.

El gobernador Poggi con el ministro Araujo.

Por un lado, resolver la demanda de la coyuntura sin la transición gubernamental que debió haber ocurrido.

Allí se enlistan las obras en unas 60 escuelas con variadas deficiencias edilicias que no permitían el inicio del dictado de clases, la preocupación de los docentes por la situación general económica en un contexto que se agudiza por el corte de transferencias presupuestarias del gobierno nacional a las provincias -alrededor del 10% de la masa salarial docente; concursos y cargos docentes que faltaba cubrir -en una entrevista en CNN radio Araujo habló de dejadez administrativa de la anterior gestión-, reuniones con directivos y equipos de autogestionadas y generativas,  es decir todo lo concerniente al inicio de un nuevo ciclo escolar.

San Luis es una de las siete provincias con menos del 50% de cobertura en sala de 3, es decir en relación a la cantidad de chicos que asisten a una sala de 3 años. Mientras el promedio general es de 63,9%, en San Luis es de sólo el 32%.

Por otro lado, aparecen acciones en línea con dos grandes trazos de la política educativa provincial.

La primera es universalizar la sala de 3 para promover una escolaridad temprana que redunde en mejoras que se van a percibir en todo el desarrollo educativo de esos chicos que inicien el proceso de aprendizaje desde esas aulas. La idea es que en cuatro años haya al menos 160 salas disponibles en toda la provincia.

La segunda es articular con las universidades nacionales y provinciales, de carácter público y privado, para facilitar y fortalecer el paso de los alumnos que terminan la secundaria a los niveles de formación superior.

Si, al decir del sociólogo y crítico cultural Neil Postman “Los chicos son los mensajes vivientes que enviamos a un tiempo que no hemos de ver”, es interesante hacer el ejercicio de pensar cuál es ese mensaje viviente que estamos mandando desde San Luis al porvenir. Tal vez allí esté la respuesta a la necesidad de trazar nuevos lineamientos que orienten la política educativa provincial.

Cuando este lunes pise el departamento Ayacucho, el secretario de Personas con Discapacidad, Luis Giraudo podrá decir que habrá completado un primer recorrido general por la provincia de San Luis en dos meses de trabajo. No por todos los municipios, pero sí por los más representativos de cada departamento.

Giraudo firmando convenios con el intendente Maximiliano Frontera.

Posiblemente sea el funcionario que más kilómetros ha completado, para tener reuniones cara a cara con intendentes, directivos de instituciones que trabajan con personas con discapacidad, personal de salud y docentes.

¿De qué se habla en esas reuniones? En primer lugar se presenta la lógica detrás de esta novedosa secretaría con rango ministerial que tiene el nuevo gobierno provincial y que Giraudo sintetiza con una frase fiel a su estilo directo: antes había un ministerio para las vacas y no uno para las personas con discapacidad, suelta a modo de presentación de sus tareas.

Se interioriza de la cantidad de personas con discapacidad en cada localidad, busca esa vinculación individual o institucional, y les reclama a los intendentes que cumplan con la ley nacional que establece un cupo laboral del 4% para personas con discapacidad en organismos del Estado.

Tiene Giraudo por delante una enorme tarea para visibilizar a esas personas y generarles el contexto de inclusión y desarrollo de oportunidades.

***

Vista general del recinto de la Cámara Baja.

El 23 de diciembre pasado, a sólo 12 días de que asumiera Claudio Poggi en la gobernación, DePolítica publicó un artículo que daba cuenta del estado en que se encontraba el bloque legislativo que respondía a Alberto Rodríguez Saá.
Es interesante releer dos de los párrafos de aquel artículo titulado: “Qué pasa muchachos, están cagados?”, cita con la que el ex gobernador arengaba a sus legisladores para que cuestionaran públicamente al gobierno que se iniciaba.

Esos párrafos eran los siguientes:

  • El resto de ese bloque legislativo mantiene en forma individual, en sus localidades, reuniones con otros diputados del oficialismo, autoridades legislativas y dirigentes del armado provincial del poggismo que se mueven por la provincia. Están abiertos al diálogo.

 

  • Tarde o temprano el instinto de supervivencia política de esos dirigentes entrará en escena, y es por eso que algunos aventuran que habrá sorpresa cuando la Cámara defina a las nuevas autoridades para el período 2024.

Algo de eso parece madurar, prontamente, a sólo dos meses de que pusiera en marcha el nuevo gobierno.

Es que el próximo 27 de febrero es la fecha en la que podría constituirse una nueva mayoría en la Cámara Baja que imponga las nuevas autoridades para el período legislativo 2024.

Hay que decir que si algo que tienen bien desarrollado los dirigentes justicialistas es su sentido del olfato. Y algo están olfateando.

Así quedó en evidencia cuando apenas una docena de intendentes acudió al llamado que les hizo el ex gobernador, padre de la derrota, padre del rencor, a la nueva sede del PJ en Avenida Lafinur 924.

La conformación  y multiplicación de nuevos bloques legislativos con representantes de Ayacucho, y posiblemente de Dupuy y Chacabuco, parece indicar que la supervivencia departamental y municipal de esos dirigentes marca un nuevo rumbo político. Cuestión de olfato.

***

Dejá tu comentario

Tal vez te interese