Un video, un fallo, y una caja de Prime

13 de agosto de 2022
Rodríguez Saá y la renuncia de Spinuzza: "La decisión me costó. Aún estoy en estado de emoción". 28 de agosto de 2018.

La Corte Suprema de Justicia de la Nación le dio la razón al periodista Diego Masci, quien nunca debió ser condenado por informar sobre el video que la ex ministra de Educación, Natalia Spinuzza grabó e hizo circular, contando que había fumado marihuana y que se había ido “a Marte”.

Los Jueces de la Corte Suprema, Horacio Rosatti, Juan Carlos Maqueda, Carlos Rosenkrantz y Ricardo Lorenzetti siguieron la recomendación del Procurador General de la Nación, Eduardo Casal, declararon “procedente el recurso extraordinario” -interpuesto por Masci- y que se deje “sin efecto la sentencia apelada”.

En pocas palabras, la Corte Suprema corrigió lo actuado por la Justicia puntana en varias instancias.

1. el fallo de la jueza interina Laura Molino, que condenó en primera instancia a Masci el 13 de agosto de 2020, y en cuyo texto aparece más veces escrito el nombre Alberto Rodríguez Saá que las palabra Justicia o Libertad de Expresión -Rodríguez Saá fue testigo y declaró por oficio a favor de Natalia Spinuzza.

2. el pronunciamiento del procurador general de la Provincia, Luis Martínez quien el 18 de mayo de 2021 rechazó un recurso de casación presentado por Masci, y de esa manera ratificó el fallo de la Jueza Molino. Antes, Martínez, como presidente del bloque de diputados oficialista había votado en contra de un proyecto de declaración que reclamaba por el respeto a la libertad de expresión a propósito del «Caso Spinuzza». Esa votación en Diputados terminó 20 en contra y 19 a favor.

3. el fallo de los jueces Jorge Alberto Levingston, Andrea Carolina Monte Riso, Jorge Omar Fernández y Cecilia Chada, quienes el 25 de noviembre de 2021 rechazaron el recurso de casación interpuesto por la defensa de Masci, con lo cual ratificaron la condena contra el periodista.

 

A propósito del fallo de la Corte Suprema en el caso Natalia Denegri, quien había solicitado que Google borrara antiguas imágenes suyas que la vinculaban con el “escándalo Cóppola”, el pasado 2 de julio DePolítica advirtió en un artículo titulado «Dos Natalias» que era interesante revisar ese fallo del máximo tribunal y reflexionar sobre en cuántos aspectos se podía relacionar con el caso Natalia Spinuzza.

Ese fallo bien podía ser leído en clave premonitoria.

Más allá de su significado en defensa de la libertad de expresión, este nuevo pronunciamiento de la Corte Suprema impacta también en el Gobierno provincial, que no recibía un revés judicial de esa magnitud desde aquel fallo que le puso punto final a la doble intendencia de San Luis, el 21 de febrero de 2005.

Y tampoco nadie del Gobierno queda ajeno a la onda expansiva de la nueva sentencia judicial porque sus principales actores -tanto políticos como judiciales- se mezclaron en el baile en el que los metió Spinuzza en su luna de miel. Y ahora están advertidos: «La mujer del César no solo debe serlo, sino también parecerlo». O al menos, no se graben.

“No es Spinuzza, es Rodríguez Saá» le dice Masci a DePolítica. «Spinuzza podría ser víctima de su propia soberbia, soberbia que tienen muchos funcionarios que no entienden el juego de la libertad de expresión y de la democracia. Ella va a la Justicia pero su testigo es Rodríguez Saá y otra ministra de Rodríguez Saá”.

Y agrega elocuente. “Los funcionarios tienen que entender que para Rodríguez Saá duran lo que dura una caja de Prime en una relación. Según la pasión es el tiempo que van a durar, después vuelan y quedan como hoy quedó Spinuzza, sola, en el llano, fuera del organigrama teniendo que enfrentar las consecuencias de lo que hizo como funcionaria. Rodríguez Saá les saca la silla y quedan como Nicolino Locche, solos”.

Antes, habia dejado en las redes sociales cuatro textuales que valen un recorte:

  1. “Hoy es uno de esos días donde cobra sentido seguir peleando por los propios ideales”.
  2. “La Justicia sumisa de Alberto Rodríguez Saá se estrelló contra la Constitución Nacional y los tratados internacionales que protegen la libertad de expresión”
  3. “Hoy la libertad de expresión está garantizada gracias al Dr. Ricardo Endeiza -fue su abogado defensor- quien dejó en claro que no todo es lo mismo y que la única lucha que se pierde es aquella que no se da”.
  4. “Hoy los periodistas sanluiseños, incluso los que muertos de miedo callaron la boca para no ser sometidos al llamado represor del Gobierno, celebramos el fallo que garantiza el derecho ciudadano a expresarse y de acceder a la información. Gracias a todos los que alzaron su voz. Hoy es un día para celebrar”.

Lo que hizo Masci, informar con la publicación de ese video, no fue un acto vil, ni despreciable, ni canalla, como dijo el Gobernador Rodríguez Saá. Hizo sólo su trabajo periodístico.

 

Dejá tu comentario

Tal vez te interese