Mujeres radicales que van a jugar en las elecciones

5 minutos de lectura

La jugada política que desplegó el oficialismo provincial para alterar la conformación de las listas que este año disputarán espacios legislativos, bajo el título de “Ley de Paridad de Género en ámbitos de representación política” fortaleció las expectativas de muchas dirigentes que ya empiezan a posicionarse de cara a la posibilidad de acceder a una banca en la Cámara de Diputados o en el Concejo Deliberante de la ciudad de San Luis.

La nueva ley obliga a que las listas de candidaturas que se presenten para dichas elecciones, sean primarias o generales, deberán integrarse ubicando de manera intercalada a personas de género femenino y masculino, desde el primer cargo titular hasta el último cargo suplente. 

En ese contexto, el departamento Pueyrredón tendrá un delicioso menú electoral con la renovación de 10 bancas en la Cámara Baja y 7 bancas en la legislatura municipal puntana.

En el caso del radicalismo los movimientos de esas mujeres son notorios, en coincidencia con un partido que a nivel nacional demanda internamente tener candidatos fuertes en el 21. En su debate interno, observan con preocupación que en el caso de su gran armado aliancistas, su socio el PRO tiene cuatro posibles candidatos con máximo proyección: el jefe de la ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta; la ex gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal; la ex ministra Patricia Bullrich y hasta el propio ex presidente, Mauricio, Macri, por citar algunos. No así el radicalismo en donde sus figuras no trascienden más allá del conocimiento en el ámbito estrictamente partidario o más allá de sus espacios de representación o trabajo cotidiano.

Así es que, con o sin acuerdo con Avanzar, más allá de cualquier frente electoral opositor, algunas mujeres del radicalismo puntano se mueven fieles a sus propios estilos.

Nery Carlomagno, actual diputada provincial, dirigente del espacio interno que se referencia en Walter Ceballos, está dispuesta a buscar su reelección para el período 2021- 2025. Ella fue una de la dirigentes puntanas que firmó el documento radical que esta página presentó la semana pasada: https://depolitica.com.ar/radicales-puntanos-en-un-documento-nacional/

Claudia Rocha, que fue la primera mujer en presidir la UCR puntana -entre 2015 y 2017-  es otra de las mujeres radicales que tiene aspiraciones. 

Rocha, de fuerte vínculo con el actual presidente del Concejo Deliberante, Javier Suárez Ortiz, es Directora de Relaciones Institucionales y Comunitarias del Concejo Deliberante de San Luis, una tarea que desempeña Ad Honorem, según la oficina de prensa de esa legislatura. 

Esta semana declaró que “no hay motivo sanitario para la suspensión de las PASO” en sintonía con el rechazo que generaron en algunos sectores de la oposición las palabras del ministro de Salud, Ginés González García quien advirtió que sería un riesgo innecesario hacer las elecciones internas en agosto próximo, dada la situación planteada por la pandemia.

Una histórica dirigente radical como Rosa González también analiza presentarse en las próximas legislativas. González, de amplio reconocimiento social a partir de su experiencia como concejal, es autoridad de la departamental Capital del radicalismo y buscará un lugar en las listas de este año. 

Por esos espacios también pugnará la actual concejal y joven dirigente radical, Celeste Aparicio: o logra encabezar una lista de diputados provinciales por Pueyrredón o buscará renovar su banca en el Concejo Deliberante.

A estos cuatro nombres no se debería descartar que se sume una candidata del ámbito universitario, un espacio que siempre tiene protagonismo en los armados del radicalismo puntano.