UNSL, Iglesia y Movimientos Sociales en un encuentro de fuerte significación política

Ya sea por la diversidad de experiencias y de campos de desarrollo, por los debates planteados, o por la representación de cada uno de estos dirigentes en San Luis al resumir en un ámbito de reflexión a la academia, la iglesia, los sectores de la producción y el gobierno, el Foro de la Agricultura Familiar fue uno de los hechos políticos de la semana.

Con la presencia del rector de la Universidad Nacional de San Luis, el anfitrión Víctor Moriñigo; del Obispo puntano, Monseñor Gabriel Barba; del delegado regional de  de la Secretaría de Agricultura Familiar, Campesina e Indígena de la Nación, Daniel Sosa; de la directora del Centro Regional La Pampa – San Luis del Senasa, María Daniela Salazar; del director del INTA, Oscar Bernardoni; del director nacional de Fortalecimiento Productivo de la Secretaría de Agricultura Familiar, Campesina e Indígena de la Nación (SAFCI), Luciano Guillet y del ministro de Producción, Juan Lavandeira, se realizó esta semana el primer foro provincial de la Agricultura Familiar.

 

La Mesa Académica que presidió la apertura del Foro en la UNSL

 

Fue el primero de estas características en la ciudad de San Luis y es la primera vez que se hace en la Universidad Nacional de San Luis.

“Cuando convocamos y participamos de este FORO la pregunta fue… ¿Por qué la UNSL y la Iglesia se sentarán con movimientos sociales y organismos nacionales a hablar de producción, de alimentos, de hambre, de trabajo, de soberanía alimentaria? interpeló el rector Moriñigo en sus palabras de bienvenida. Y no demoró en dar la respuesta: “¿porque no?. Justamente o paradójicamente son la Iglesia, las Universidades y las comunidades indígenas las “instituciones” u organizaciones con más credibilidad en la sociedad, en Colombia, Paraguay, Bolivia (en todo Latinoamérica) y claro también en nuestra querida Argentina, donde claramente por muchos puntos, en el otro extremo, los partidos políticos y la justicia están en el fondo de la tabla”.

Contundente, lanzó otra reflexión que involucra a toda la clase dirigente: “Nunca pensé vivir y ser testigo de un pueblo que ya no quiere planes sino que grita en busca de trabajo, nunca pensé vivir una realidad donde se haya comprendido que la inflación es un flagelo, es una máquina de pobreza que por cada punto porcentual genera 270.000 nuevos pobres, por cada punto porcentual 2.700 puntanos caen en la pobreza. Por cuestiones como estas, no podemos iniciar con sentimientos o fanatismo o ideologías o sensaciones o pre conceptos, cada discusión… porque en el mientras tanto pasamos un deterioro de las instituciones alarmante, un deterioro de la calidad de vida que duele, y nos olvidamos de algo maravilloso de nuestra querida argentina… la lucha permanente por la movilidad social ascendente.

Daniel Sosa, artífice de la convocatoria, quedó muy satisfecho por la participación de productores de toda la provincia.

 

“Fue una actividad impresionante. Estamos muy alegres con todo lo que nos sucedió” resumió Daniel Sosa para esta página esa experiencia de trabajo.

“Más de 170 productores participaron del debate por lo que creemos que la resultante de este ese proceso de discusión fue muy buena. Toda la provincia se movilizó para participar de una actividad de estas características. Es la primera vez que INTA, SENASA, INAES, Agricultura Familiar, la Secretaría de Economía Popular del área Social hacen una actividad conjunta” dijo Sosa, artífice de este encuentro de una variada paleta de dirigentes, a la vez de ponderar la participación de mujeres y jóvenes “que trabajan con esta concepción de la economía familiar”.

Share