Sosa Araujo, puño a puño

44 veces leído
1 minuto de lectura

No hay rincón provincial que no esté explorando la ministra de Salud, Silvia Sosa Araujo. Si años atrás fue un beso o un apretón de manos a cada puntano, esta vez parece que la estrategia fuera un golpe puño-puño con cada vacunado.
Desde el 28 de mayo pasado, a partir de una entrevista en los estudios televisivos de Canal 13 San Luis, explotó en los medios oficiales y en las redes sociales la presencia de la ministra de Salud de la provincia, Silvia Sosa Araujo.
La funcionaria, una de los cinco colaboradores de mayor confianza del Gobernador Rodríguez Saá, -los otros son: su hijo Alberto; el vicegobernador Eduardo Mones Ruiz; la jefa de Gabinete, Natalia Zabala Chacur y el secretario General de la Gobernación, Miguel Berardo- parece destinada a cumplir un rol importante en las próximas elecciones.

La estrategia política de Terrazas parece intentar despegarse de todo lo que se escriba con letra k, excepto en su vinculación con el gobierno nacional, y en cambio focalizarse en el mundo de las vacunas; así como alguna vez varias candidaturas surgieron del plan de Inclusión, esta vez quien tenga una jeringa en la mano -metafóricamente hablando-, tiene chances de soñar.
Luego de varios meses de trabajo con bajo perfil, aún siendo la ministra de Salud de la provincia y en pleno tránsito de la pandemia -gestión que recayó más en términos de exposición pública sobre la presidenta del Comité de Crisis, María José Zanglá con sus reportes cotidianos-, Sosa Araujo es la figura del gabinete provincial a 90 días de las primarias.
Algo de eso perciben con su olfato político los dirigentes del interior provincial que se le acercan en cada pueblo, en cada club, o en cada espacio en donde se vacuna a los vecinos, para compartir fotos y «dejar mensajes» desde esa gestualidad. Y lógicamente esas fotos, ya generan recelos entre los propios dirigentes como en el caso del departamento Belgrano.

Dejá tu comentario

Tal vez te interese