Medicina privada y obras sociales en pandemia: le rompen el bolsillo a los afiliados

3 minutos de lectura

La Superintendencia de Servicios de Salud del Gobierno Nacional lamentó que en el marco de la grave situación socio sanitaria que atraviesa el país debido a la pandemia Covid-19, “a algunos beneficiarios y/o usuarios se les limite el acceso a las prestaciones o se los derive a los servicios del sistema público”.

La declaración refleja la penosa indiferencia con que la salud privada y las obras sociales en general ha colaborado con el Estado para resolver la crisis sanitaria fruto de la pandemia.

“Los Agentes del Seguro de Salud (Obras Sociales) y Entidades de Medicina Prepaga tienen la obligación de cubrir en todo el país la totalidad de los tratamientos que requieran los pacientes con casos sospechosos o confirmados de haber contraído la enfermedadEsta obligación incluye, la realización de tests diagnósticos (PCR y/u otros), traslados, medidas de aislamiento, internaciones, etc” informaron desde el organismo nacional que supervisa las prestaciones médicas.

Incluso más allá de los casos puntuales de personas que se enfermaron con el Covid-19, la gran mayoría de las obras sociales que operan en San Luis no han logrado acuerdos con los profesionales médicos lo que obliga a sus afiliados a pagar coseguros, que si bien en el mejor de los casos son reintegrados en el transcurso de los días, se viven como una carga económica extra que no cesó ni siquiera en tiempos de pandemia.

Por caso una afiliada a la obra social Osde que paga un plan de casi 10 mil pesos mensuales, tenía que pagar 300 pesos aparte cada vez que requiere de una prestación médica. En el caso de que se le prescriban análisis de laboratorio tiene que pagar otros 400 pesos extras.

El caso extremo es el de esa obra social y el servicio que cobran los anestesistas. “Los anestesistas tienen el servicio cortado con Osde desde más de dos años. La prepaga hace reintegros pero suelen pasar 72 horas. Para una operación por ejemplo es necesario pagarle al anestesista en la puerta del quirófano para que se pueda concretar la operación”, le aseguró una fuente a esta página.

La notificación de los nuevos montos que se cobran a partir del 1º de Octubre.