El Gobierno se abraza a su soledad política

7 minutos de lectura

El pedido para que los partidos políticos expresen su respaldo a las acciones que el Gobierno provincial ejecuta a través del Comité de Crisis tiene varios puntos de entrada para su lectura política.

Aunque la primera es una conclusión: los respaldos cosechados no son mucho más que de los aliados electorales al oficialismo en la última elección. En verdad, los espacios políticos que concentran el mayor núcleo opositor han mirado hacia otro lado.

O la dirigencia política no entiende el momento de tensión que se vive fruto de la pandemia…

O el ministro de Gobierno Fabián Filomena no supo traducir correctamente esos pedidos de adhesión…

O es la respuesta que cabe esperar si se considera que los espacios políticos opositores sienten que el Gobierno los invita al diálogo sólo para escuchar…

O pasa factura el hecho de ligar la consigna política de una línea interna del Justicialismo -“Fuerza San Luis”- con una realidad que es más abarcativa a toda la sociedad.

O peor aún, un poco de todo eso junto.

Lo cierto es que si uno revisa uno por uno los apoyos cosechados no encuentra mayor diversidad que un oficialismo apenas ampliado con algunos nombres propios.

Entremos ahora con un poco más de detalle en esas respuestas que obtuvo el Gobierno en el núcleo opositor.

UCR. El presidente del radicalismo, Pipo Rossi salió a desmentir al ministro de Gobierno por un artículo publicado por la Agencia de Noticias que citaba textualmente: “El ministro Fabián Filomena también precisó que el presidente de la UCR, “Pipo” Rossi, le expresó su apoyo a las medidas adoptadas”.

No fue así dijo Rossi públicamente y en privado ante la consulta sobre esa supuesta adhesión. En verdad la respuesta de Rossi fue que si había alguna decisión de acompañar las medidas dispuestas por el Gobierno eso se haría público luego de una reunión que la conducción del radicalismo tendría este fin de semana. En esa reunión se acordó redactar una nota en tono crítico a la gestión de la pandemia, según trascendió.

“Desmiento absoluta y categóricamente mi apoyo a las medidas adoptadas por el Gobierno de la Provincia de San Luis con respecto a retrotraer a la ciudad de San Luis y localidades vecinas a Fase 1 en cuanto al status sanitario… hoy nos encontramos que se pone en evidencia nítidamente los totales desaciertos en el manejo de la situación, de un gobierno encerrado en sus propios dilemas que nunca quiso escuchar, ni dejarse ayudar” dijo Rossi.

TODOS UNIDOS. “Le llamaste al partido del Adolfo”, le preguntó el Gobernador al ministro Filomena mientras las cámaras de las computadoras permanecían transmitiendo la video conferencia que mantuvieron con los intendentes, ya con los micrófonos muteados. La respuesta fue que Daniel Orlando, quien había participado como intendente de Potrero de los Funes en esa conferencia estaba al tanto de las medidas que se iban a anunciar y que las acompañaba.

Eso motivó un llamado telefónico del propio Orlando para recriminarle a Filomena que él, como autoridad partidaria de “Todos Unidos”, nunca fue consultado para pedirle un apoyo de ese espacio político. Su participación fue como intendente de Potrero, pero nunca se le preguntó formalmente si el espacio acompañaba las medidas que se anunciarían.

AVANZAR. Nosotros ya nos hemos expresado, suficientemente. Ya hemos dicho lo que pensamos. Y no podemos acompañar medidas que no conocemos. Palabras más, palabras menos, fue la respuesta que escuchó el ministro de Gobierno cuando del otro lado del teléfono hablaba Ricardo Endeiza, autoridad partidaria del espacio que conduce políticamente Claudio Poggi.

Los dirigentes de Avanzar fueron quienes con mayor énfasis desde hace meses han reclamado públicamente no sólo una voluntad de diálogo político real por parte del Gobierno, sino también quienes han alzado la voz para señalar errores en la administración de la crisis fruto de la pandemia.

Ya despejado para el análisis el escenario de los aliados políticos y del arco opositor, posiblemente el pronunciamiento más interesante, aunque también políticamente lavado, haya sido el del Círculo Médico.

Lo que en realidad dijeron los profesionales de la Salud, si se lee el comunicado con detenimiento, es que le recomiendan a la población respetar las sugerencias vertidas por el Comité de Crisis dada la situación epidemiológica de público conocimiento.

Eso está dicho en el primer párrafo. Los cuatro restantes se refieren a horarios de atención de las oficinas del Círculo Médico y recomendaciones generales para minimizar el riesgo de contagio tanto de la población en general como de los profesionales de la salud.

Con todo, el Gobierno buscó esta semana aliados políticos para compartir el costo de una medida que -aún cuando fuese la adecuada en términos de la opinión de los médicos- tiene una consideración muy negativa para buena parte de la sociedad, en especial, en el debilitado sector privado puntano sobre el que recae el mayor desgaste económico de la pandemia y que espera medidas concretas de alivio.