Adolfo y Catalfamo, un voto con el kirchnerismo más duro

Los senadores oficialistas Eugenia Catalfamo y Adolfo Rodríguez Saá votaron en contra el acuerdo con el FMI, en sintonía con la expresión política de Cristina Kirchner. Por su parte, la senadora Gabriela González Riollo votó a favor, en línea con la expresión de Juntos x el Cambio.
Ese fue el comportamiento político de los tres senadores puntanos en un tema que ha significado un verdadero clivaje en la sociedad argentina en su conjunto y también dentro de cada espacio político.
En el frente oficialista las diferencias estallaron cuando la vicepresidenta Cristina Kirchner cuestionó los términos del acuerdo o entendimiento logrado entre el presidente Alberto Fernández y el Fondo Monetario Internacional.

 

Catalfamo en su participación en el debate. Repitió argumentos de Alberto Rodríguez Saá.

De hecho, fruto de esas desavenencias, su hijo Máximo Kirchner, renunció días antes a la presidencia del bloque de Diputados .
En la oposición, también hubo un fuerte debate a raíz de la fractura expuesta en la que Cristina dejó al bloque oficialista.
La posibilidad de que el país entrara en default al no contar el oficialismo con los votos que le permitiera aprobar un acuerdo con el organismo internacional, motivó incluso que Lilita Carrió reclamara moderación y lanzara fuertes críticas contra la presidenta del PRO, Patricia Bullrich acusándola de priorizar intereses personales para su posicionamiento político.
Finalmente el acuerdo se aprobó y paradójicamente con más votos de la oposición que del propio oficialismo: 20 de los 35 senadores oficialistas votaron en sintonía con Cristina, contra el acuerdo.
La votación salió:

  • A favor 56 votos: 20 del oficialismo, 32 de Juntos x el Cambio, y 4 de otros bloques.
  • En contra 13: todos del oficialismo -el kirchnerismo más duro.
  • Abstenciones 3: 2 del oficialismo y 1 de la oposición.

 

Adolfo Rodríguez Saá: «voto desde mis convicciones y militancia».

 

El argumento de Rodríguez Saá.

El senador puntano dijo que hablaba desde sus “convicciones y militancia”, hizo un llamado a “no endeudarnos más” y a favor de “bajar el déficit del presupuesto” pero sin que nos “agarremos con los pobres y los jubilados”.

Recordó su posición sobre este tema cuando fue presidente de Argentina en 2001, habló sobre la importancia de recortar gastos superfluos para cuidar las arcas del Estado, y en ese sentido hizo un breve repaso por lo que fue su última gestión como gobernador puntano, dejando ahorros por 835 millones de dólares depositados en el Banco Nación Argentina, a la par del desarrollo provincial pleno de aquellos años.

 

El discurso de Catalfamo

La senadora puntana se apoyó en la lectura de citas textuales del gobernador Alberto Rodríguez Saá sobre la deuda externa. Repitió la idea de una deuda odiosa, ilegal y arbitraria, dijo que es la mayor estafa que haya sufrido el país, «algo escandaloso nunca visto». 

«Son casi 45 mil millones de dólares con los cuales no se construyó nada. Sólo se mantuvo la especulación financiera y la fuga de capitales» dijo Catalfamo, citando al gobernador puntano.

Foto portada: Noticias Argentinas.

 

 

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Authors