Vivas, una parada difícil

1 minuto de lectura
Vivas festeja su elección en 2019. Su reelección parece complicada.

El intendente de San Francisco, Jeremías Vivas quiere ir por su reelección al frente de esa localidad del departamento Ayacucho, una aspiración que está muy lejos de hacerse realidad en la foto política actual.
El suyo es uno de los pocos casos en que el oficialismo provincial perdió una elección local el año pasado. En San Francisco el triunfo en la categoría concejales fue para los candidatos del MID que lograron quedarse con dos de las tres bancas en juego.
Sucede que los candidatos del MID cosecharon también el voto de dirigentes del PJ que no comparten ni la gestión ni la actuación política de Vivas.
En ese grupo hay viejos dirigentes del tradicional armado justicialista que siempre aportaron en Ayacucho. Tampoco el ex presidente de la Cámara de Diputados, Juan Carlos Eduardo, cuyo mandato vence el año que viene, apoya ese intento de reelección por parte de Vivas.
El joven intendente de San Francisco, cuya gestión ha sufrido numerosos reclamos vecinales -entre ellos, el de comerciantes y vecinos que pusieron de su bolsillo dinero, horas máquina y trabajo para resolver la falta de algunos servicios municipales- ha centrado sus expectativas en congraciarse con todo aquello que él vincula a Terrazas del Portezuelo.
Por ahora, su renovación no parece accesible.