13 de agosto de 2022

La desidia llama a la tragedia

80 veces leído

Pudo haber sido una tragedia. Esta vez fue un perro, pero pudo haber sido un niño.

La desidia de los funcionarios provinciales responsables del predio del Casino Dos Venados, en Merlo, se nota en la falta de mantenimiento del lugar, y expone a los turistas y vecinos al riesgo de quedar electrocutados, como le pasó a un animal que orinó uno de las luminarias que han quedado sin ningún tipo de protección.

Se trata del sector frente al Reloj de Sol, en el que a diario numerosos turistas se sacan fotos, en la zona del Casino Dos Venados, cuyo máximo responsable como funcionario del área Turismo es el dirigente socialista, Mariano Stinga, ex opositor al gobierno provincial y último candidato a intendente por el oficialismo.

Las luces del predio están encendidas las 24 horas, desde los focos de menor voltaje hasta los grandes reflectores, tal como lo muestran las imágenes que se comparten a continuación, las luminarias tienen los cables pelados y están en el piso sin ninguna barrera de contención.

El Reloj de Sol es una de las paradas preferidas por los contingentes de turistas para tomarse una selfie, sin saber el riesgo que corren.

Alguna vez se escuchó que en ese sector se haría un centro de convenciones, pero por lo visto está todo parado, y lo único que avanza es el deterioro.

Dejá tu comentario

Tal vez te interese