Fuerte repercusión por un hecho de inseguridad en el country Los Quebrachos

Comenzar

Un robo en una vivienda ubicada en la manzana B, del sector I del barrio Los Quebrachos Country Golf en la ciudad de San Luis tuvo una fuerte repercusión en las últimas horas con la sorpresa natural que provoca un hecho delictivo en un complejo habitacional privado de esas características.

Los vecinos y consorcistas de ese loteo privado fueron notificados este sábado, por la propia administración.

“…lamentablemente, en el día de ayer, 26 de febrero, entre las 21: 25 y las 21:38 horas se produjo un robo en una vivienda ubicada en el sector Quebrachos I, en la manzana B. Denuncia mediante, intervino personal policial, de investigaciones y canes” señalaba un párrafo de esa notificación. Una línea después agregaba: “Hasta el momento no se ha podido obtener información relevante que contribuya a aclarar la situación”.

La notificación del robo le llegó a los consorcistas y vecinos en formato digital, la misma metodología con que se informa la liquidación de expensas, que promedia en los 15 mil pesos mensuales con un alto componente destinado al rubro seguridad.

Más allá de que aún no han trascendido los detalles de cómo se produjo el robo -sólo que la familia se encontró con los delincuentes ya adentro de su vivienda-, hay quienes señalan que se debería intensificar algunos controles por lo demás comunes en numerosos countries de similares características a Los Quebrachos Country Golf en otras ciudades argentinas. 

Los exhaustivos controles que se hacen en los baúles de los vehículos que ingresan a esos predios, tanto al ingreso como a la salida, son una de esas comparaciones que hoy es tema de conversación en las mesas familiares. 

En otros loteos privados, los propietarios tienen una tarjeta especial para el ingreso que es validada por un guardia – para cada propietario el guardia valida con su tarjeta-; esa práctica no se lleva adelante en este barrio en particular. Lógicamente esa práctica requiere también de otra disposición por parte de los guardias de seguridad: mientras mayor movimiento, mayor actividad de ellos, y no hay guardia pasiva. También los visitantes que ingresan son fotografiados, y se les exigen los papeles que demuestren la titularidad del vehículo en el que ingresan.

Algunas de esas observaciones posiblemente se discutan entre los vecinos de Los Quebrachos Country Club a partir de este fin de semana.

Dejá tu comentario