Elecciones en la UNLC: con fuerte apoyo en las urnas Agustina Rodríguez Saá será reelecta

11 minutos de lectura
La rectora de la Universidad Nacional de los Comechingones, al momento de votar.

Unidad Fundacional y Unidad Estudiantil presentaron candidatos de consenso y coronaron el proceso eleccionario en las urnas. La participación fue elevada: votaron el 90% de los docentes y nodocentes empadronados y casi un 70% de los estudiantes.

Los claustros docentes y nodocentes, con su lista Unidad Fundacional, y el estamento de los estudiantes, con la Lista Unidad Estudiantil, cerraron en las urnas la renovación de autoridades en los órganos de gobierno de la Universidad Nacional de los Comechingones.

Ambas listas fueron el producto de un largo proceso de acuerdos que terminaron en su elevación ante la Junta Electoral, que no recibió ninguna otra presentación.

Con una fuerte y amplia participación en lo que fue la segunda elección de la historia de esta institución académica, que alcanzó el 80% del padrón en promedio, empieza a cerrarse la denominada etapa fundacional de una universidad que es de las más jóvenes de la Argentina, nacida al calor de la última fase de expansión del sistema de educación superior.

Ahora las personas electas para ocupar cargos en el Consejo Superior y en los tres Consejos Departamentales elegirán en Asamblea –en una fecha a definir– a la rectora Agustina Rodríguez Saá. Ella dispondrá, así, de un período de continuidad para su gestión, que en menos de cuatro años registra hitos de gran relevancia, como la construcción del primer edificio académico con una inversión superior a los 260 millones de pesos.

La participación electoral estuvo alrededor del 80% del padrón.

Durante la jornada, diferentes protagonistas de la vida universitaria coincidieron en elogiar esta y otras políticas ejecutadas por la actual Rectora.

Entre ellas, la construcción de laboratorios y la concreción de hitos académicos como el Sistema de Educación a Distancia, la Escuela de Educación Profesional y la acreditación en CONEAU de las primeras dos carreras de ingeniería: la Ingeniería Ambiental y la Ingeniería en Recursos Hídricos, que empezaron a dictarse este año.

“Hoy es un día muy importante para la vida democrática de la Universidad. Desde el inicio hemos trabajado para lograr una educación superior de calidad, inclusiva y plural, con la conducción de nuestra rectora Agustina Rodríguez Saá”, dijo la consejera electa por el estamento docente, ingeniera Estefanía Busto.

“Hemos acreditado ante CONEAU el Sistema de Educación a Distancia para el dictado de nuestras primeras carreras en esta modalidad, que era una solicitud de la comunidad. También estamos desarrollando un intenso plan de capacitación docente no sólo en temas pedagógicos, sino también en el uso de las nuevas tecnologías”, agregó.

En la misma sintonía opinó el director del Departamento Ciencias Ambientales y Producción, ingeniero Franco Todone: “Son cuatros años intensos que de alguna forma terminan en esto, en un respaldo de toda la comunidad universitaria. Estamos muy felices de estar hoy con estudiantes, docentes y nodocentes. Vuelvo al inicio de la gestión y siempre recuerdo todas las cosas que hemos vivido aquí, en el interior del interior del país”.

En esta oportunidad, además de su rol académico, Todone ejerció una función clave en la lista Unidad Fundacional: “Hoy me toca participar como apoderado de una lista de consenso y sabemos que tenemos un proyecto por delante. Esto es un cierre de etapa, donde apostamos a carreras no tradicionales, sabiendo desde el principio que estábamos convencidos de que estas carreras estratégicas van a ser las que cambien el futuro”, dijo.

Alrededor del 70% de los alumnos participación de la elección de autoridades universitarias.

Por su parte, la consejera del Departamento de Arquitectura, las Culturas y Arte, Mariela Gabriel, coincidió en que este día fue una “forma de validar la vida democrática en la UNLC”.

“Venimos de una pandemia –dijo Gabriel– y fue muy difícil conectarse; hemos logrado listas de consenso, lo que también significa apoyar la continuidad de una gestión que sigue creciendo de la mano del liderazgo de la rectora Agustina Rodríguez Saá”.

Mientras las personas habilitadas para votar iban a las urnas, otros protagonistas de la vida universitaria dieron su parecer sobre el presente y el futuro de la UNLC.

“Hace cuatro años que estudio acá y esta es mi primera elección por culpa de la pandemia. Esto nos ayuda a conocernos entre todos. Antes de la pandemia, en 2019, nos conocíamos todos, pero al volver nos pasaba que veíamos gente nueva y no sabíamos quiénes eran”, dijo Dana Mahl, electa por el claustro estudiantil para el Consejo Superior.

“Empezamos a ponernos de acuerdo, ver quien iba a ocupar cada rol, porque es algo muy importante. Empezamos a pensar en un Centro de Estudiantes para que todos puedan participar. Yo creo que el rol de los estudiantes es movilizar todo para que la universidad siga creciendo. Había gente que no quería participar en nada y de a poco logramos entender que esto se construye entre todos. Gente que a principio de año no quería saber nada y hoy los tenemos como fiscales de mesa”, agregó.

El representante electo de los nodocentes ante el Consejo Superior, Marcelo Alcaraz, destacó la continuidad de la línea que creó la universidad. “Creo que el amplio acuerdo para la conformación de estas listas obedece a una visión común: toda la comunidad universitaria está comprometida con la construcción de esta nueva institución que es pública, gratuita y asegura el derecho humano a la educación superior en esta región del país”.

La rectora Rodríguez Saá, por su parte, habló también sobre el proceso electoral: “Vivimos un día de mucha emoción, mucho trabajo y mucho esfuerzo: construir una universidad desde cero con el apoyo de toda esta comunidad universitaria es muy emocionante. Fueron cuatro años intensos. Pudimos dar lo mejor, sobre todo educación superior de calidad. También pudimos brindar formación profesional, proyectos de investigación, extensión y nuestros primeros egresados y egresadas y sobre todo con mucho compromiso medioambiental”, dijo.

También mostró su emoción por la futura inauguración del primer edificio académico de aulas y laboratorios de la UNLC, prevista para el cierre de este año: “Nos alegra muchísimo tener nuestra casa propia para recibir al personal y a los estudiantes con las condiciones que nos merecemos y para que los argentinos y las argentinas puedan elegir nuestras carreras”.

Las autoridades de la UNLC mostraron su satisfacción por la alta participación en las urnas.

En líneas generales, la elección de la rectora Rodríguez Saá significa un reconocimiento al grupo humano que luchó para la creación de una universidad nacional en el interior provincial, en una región que expulsa a sus jóvenes a la hora de iniciar sus estudios superiores.

Ese grupo comprometido con la educación de calidad y la accesibilidad a dicha educación, posibilitó un hito indiscutible para la Villa de Merlo y la región. La creación de una universidad que no solo responde a las exigencias y desafíos de la era digital, sino que está inserta en esa región tratando de responder a sus necesidades particulares con carreras, formaciones profesionales y una visión que integra el territorio y enfrenta sus desafíos particulares.

Electos

En síntesis, como representantes para el Consejo Superior por el estamento docente fueron electas y electos Estefanía Busto, Celeste Sosa y Jorge Canta Verbeke; por el estamento nodocente Marcelo Alcaraz; y por el estamento estudiantil, Dana Mahl.

La participación en la jornada electoral alcanzó, en promedio, el 80% del padrón (90% en docentes y nodocentes y casi un 70% en estudiantes), en un día marcado por el viento, el calor y al cierre de la tarde por la inminencia de las lluvias, muy esperadas en la Villa de Merlo por la larga temporada de sequía que afecta la distribución de agua potable en toda la región.

Fuente: Prensa UNLC.