El Hospital, Moria Casán, el personal de Salud y las vacunas

6 minutos de lectura

Es un deber moral que el Gobierno provincial le pague a los profesionales y técnicos de la salud que no cobraron el bono que dispuso Nación por trabajar durante la pandemia, en vez de pagarle a Moria Casán para que promocione el nuevo hospital.

Esa es la síntesis que hacen los dirigentes de la Asociación de Profesionales y Técnicos de la Salud (APTS) para hablar sobre el contexto en el que se conocieron los posteos de la vedette porteña en sus redes sociales promocionando la obra edilicia en San Luis.

“¡Indignación! El gobierno de la provincia le paga a la Sra. Moria Casán para hacer publicidad de lo que será el nuevo Hospital Ramón Carrillo, mientras obliga a sus profesionales y técnicos de la salud a pasarse al régimen de monotributo promulgando una nueva forma de precarización laboral”.

Con ese posteo, la dirigencia de APTS se manifestó en las redes expresando su rechazo a esa promoción a cargo de la mediática Casán.

“Vemos con desagrado que Moria Casán haya publicado una propaganda en su instagram del Hospital Ramón Carrillo. Sabemos que estas cosas no son casuales, que estas cosas no suceden porque sí; la señora Moria Casán no tiene nada que la vincule con esta provincia salvo recibir un sueldo o un pago por hacer propaganda en sus redes. No tenemos nada en contra de la señor Moria Casán, pero sí contra el Gobierno de la provincia que permite este tipo de cosas y este gasto de dinero” le dijo la titular de ese gremio, Ana Lía Trifiró a esta página.

“Ese dinero que cobra Casán se podría usar para otras cosas, por ejemplo, para pagarles los 20 mil pesos, de los que pagó Nación y que mucha gente de San Luis no cobró, entre ellos los trabajadores de Salud Mental que no percibieron este bono, personal de los Centros de Atención Primaria de la Salud de la Costa, la primera cuota que no recibió el personal de ningún Hospital de Día ni ningún centro de Salud; la Provincia debería ocuparse de arreglar esas cuentas, es un deber moral, porque la salud pública ha respondido al cien por ciento o más, no hemos tenido ni un solo reconocimiento más que los aplausos de la gente, que agradecemos” dijo Trifiró.

“Cuando hemos pedido desde APTS un aumento de sueldo para equiparar la pérdida del poder adquisitivo que hemos tenido con el sueldo nuestro en 2019, todavía ni siquiera nos han respondido. No nos sentimos ninguneados porque sabemos que lo que hace APTS molesta, de eso estamos convencidos. Desde adentro, nuestros amigos nos dicen que siempre están muy pendientes de lo que diga APTS; lo que dice APTS molesta porque ningún otro gemio de la salud el año pasado y lo que va de este año se ha quejado de estas políticas públicas de la manera y seriedad con que lo hacemos. Somos el único gremio provincial que lo ha hecho, y si bien somos el único gremio provincial que tiene a su cargo profesional y técnicos, hay otros gremios de la salud que deberían haberse involucrado y no lo hicieron, o lo hicieron con declaraciones que no tienen mucho fundamento” aseguró Trifiró.

Los reclamos de la dirigente gremial se extienden a la instrumentación de la campaña de vacunación contra el Covid-19 que diagramó San Luis en donde “no todo el personal de salud ha sido vacunado, la gente de la salud pública que trabaja en la parte privada no ha sido vacunada, y la gente de la salud pública que trabaja en el sector público tampoco ha sido vacunada ni ha sido llamado para ser vacunado”.

“Se han vacunado a amigos de políticos, amigos de funcionarios y personas a las que no les hubiese correspondido en esta primera etapa. No se ha priorizado a nadie, se ha vacunado a quien se les ha dado las ganas. Esa es la verdad” cerró.