Dos casos para el anuario del silencio

1 minuto de lectura

El juicio que impulsó la secretaria de Medio Ambiente de la provincia de San Luis, Natalia Spinuzza contra el periodista Diego Masci por haber compartido un video que se había viralizado, en el que -estando de vacaciones y siendo ministra de Educación- admite estar drogada, y en el que la jueza Laura Molina falló a favor de la funcionaria forma parte del anuario publicado por el Foro de Periodismo Argentino (FOPEA) bajo el título «El Periodismo en Pandemia, desinformación, lawfare, y libertad de expresión en Argentina».
En las páginas 153, 155 y 194 de ese libro, -que puede ser descargado en el link al pie de este artículo- bajo el título «Casos de ataques a la libertad de expresión», constan los cuatro comunicados emitidos oportunamente por FOPEA alertando «un duro revés a la libertad de expresión» con fecha 2, 12 y 13 de agosto; y lamentando el fallo judicial el 14 de setiembre de 2020.
«De ser condenado el periodista, la provincia de San Luis se colocará de inmediato en el mapa de los autoritarismos de América Latina. No solo materializará un grave ataque a la libertad de expresión, sino que sentará un oscuro precedente para el periodismo argentino» decía el último de esos pronunciamientos. Así fue.
El otro caso de agresión a un periodista ocurrido en San Luis y denunciado por FOPEA está reportado en la página 174 de esta compilación. Se trata de la violencia a la que fue sometida la periodista Vanesa Escudero, agredida verbalmente y hostigada por camioneros mientras realizaba la cobertura de un corte de ruta en la localidad de Justo Daract.
En esa oportunidad, FOPEA repudió la agresión y reclamó a las autoridades «que garanticen el ejercicio profesional
del periodismo y resguarden la integridad de los colegas».
Las agresiones físicas / psíquicas / materiales; la censura interna, el uso abusivo del poder Estatal, la censura previa, las agresiones con el uso de las normas vigentes, el acceso a la información pública,
la censura indirecta por actores no estatales, los incidentes y las normas que dificultan la libertad de expresión configura el enorme catálogo con el que se clasifican censuras o ataques contra periodistas y la libertad de expresión.