A un año de la elección 2021: 10 claves y «un mensaje vigente»

7 minutos de lectura
El menú electoral del 14 de noviembre de 2021.

El 14 de noviembre de 2021 los puntanos iban a las urnas por segunda vez en cuestión de meses para elegir diputados nacionales y otros cargos provinciales y municipales. El resultado configuró un nuevo escenario electoral de cara al desafío mayor: la Gobernación en 2023. DePolítica hace un breve repaso por lo que fue ese proceso electoral.

 

  1. Las encuestas serias y esta página adelantaban un nivel de polarización inédito. Así fue. En la primera ronda -en setiembre- los dos principales frentes se habían quedado con el 84% de los votos.
  2. El comando de campaña del oficialismo había expuesto a Rodríguez Saá al hacerle grabar un video donde decía “no me da lo mismo el resultado de la elección”. Pedía el voto para sus candidatos diciendo que era como votarlo a él. Luego de la derrota su cara desapareció de todas las propagandas y los carteles de la vía pública.
  3. La mesa política del oficialismo integrada por María Angélica Torrontegui, Angela Gatto y Fabián Filomena le había cerrado las puertas del frente electoral “Fuerza San Luis” a otros espacios peronistas como el Frente Nuevo referenciado en José Giraudo y Daniel Sosa, y el Movipro. El nombre del frente oficialista había sido tomado de la consigna con la que el gobernador Rodríguez Saá cerraba las transmisiones televisivas en plena pandemia: Fuerza San Luis.
  4. La primera vuelta fue para Claudio Poggi que ganó con casi el 47% de los votos.
  5. Llegó el 14 de noviembre: los ministros aseguraban que la elección estaba ganada. Pero el oficialismo perdió su segunda elección en dos meses.
  6. La polarización llegó a casi el 92%. La diferencia se achicó a menos de un punto a fuerza de un descomunal aparato de dinero, promesas y prebendas que puso en marcha el oficialismo intentando repetir lo que había sucedido en 2017. No le alcanzó.
  7. La Justicia había frenado “a tiempo” el llamado “Plan platita” del Gobierno. Esa decisión fue ratificada hace dos meses por la Cámara Electoral Nacional que habló de fraude electoral. Muchas de esas promesas aún siguen incumplidas y se han vuelto a activar en estos días.
  8. Volvió a ganar Poggi sin más socios electorales que el PRO y el Partido Demócrata que, junto a Avanzar, constituían el frente Unidos por San Luis. La UCR entonces había decidido ir sola y quedó muy atrás con el 5,04% (13.810 votos) porcentaje aún menor a los 24.272 votos en blanco que hubo. Desde entonces parece haber coincidencias para enfrentar el futuro electoral todos unidos.
  9. La diferencia final fue de 1329 votos para las 1239 mesas en toda la provincia. Algo así como un voto por mesa. Esa cuenta hace que los funcionarios hoy repitan que sólo es cuestión de revertir esa mínima diferencia para retener la gobernación.
  10. La candidata del oficialismo María José Zanglá asumió y a los 10 días renunció a la banca. Un día después asumió en su reemplazo la Jefa de Gabinete, Natalia Zabala Chacur.

Poggi: “El mensaje de las urnas está vigente”

El diputado nacional Claudio posteó en las redes sociales su impresión a un año de esa elección y dijo que ese mensaje de las urnas “está totalmente vigente”.

“Hace un año los puntanos con un contundente y claro mensaje en las urnas dijimos basta, ese mensaje está totalmente vigente… A un año de aquel triunfo electoral, ratifico mi compromiso con San Luis, es por eso que nos estamos preparando con la mirada puesta en el 2023, abriendo el espacio a todos los sanluiseños que quieran ser protagonistas del San Luis que se viene. Juntos lo vamos a lograr, recuperaremos el futuro, recuperaremos la esperanza”, dijo.

“Soy consciente que los problemas de hace un año siguen más vigentes que nunca, que la vida cotidiana está cada vez más difícil, que la plata no alcanza y que muchos de ustedes se sienten agobiados por la situación que atravesamos” señaló Poggi.

Y agregó: “Dijimos basta porque queremos vivir en una provincia que nos incluya a todos, dijimos basta porque queremos un estado que promueva la generación de puestos de trabajo, dijimos basta porque no soportamos la inseguridad y que la droga transite libre e impunemente por nuestras calles; hace un año dijimos basta porque queremos recuperar la educación como eje central de movilidad ascendente, porque no queremos más que el acceso a la salud esté en decadencia, porque queremos que nuestras familias tengan acceso a la vivienda propia y porque no nos podemos permitir que el futuro de nuestros hijos sea la resignación o fuera de la provincia de San Luis”.