Empieza el armado del frente político opositor

2 minutos de lectura

Esta página pudo reconstruir la reunión que mantuvieron el pasado lunes al mediodía las autoridades de los partidos que integran el frente opositor en San Luis: Claudio Poggi (Avanzar), Gabriela González Riollo (PRO) y Jorge Lucero (UCR) a partir del testimonio de dirigentes de esos espacios.
Tres párrafos concretos para explicar ese encuentro, antes de permitirnos algunas lecturas políticas.
El primero: si hay una conclusión a la que se puede arribar es que, aunque en mayor o menor nivel, hay una vocación frentista de los espacios representados por quienes se sentaron en esa mesa, dispuestos a sostener el armado de un gran frente opositor al oficialismo provincial para competir en las legislativas de este año. Eso quedó claro en el diálogo que sostuvieron los tres jefes políticos.
El segundo: en esa mesa armada especialmente en el estudio de un apoderado de Avanzar no se habló de candidaturas. En cambio se habló de buscar, hasta encontrar, los mecanismos adecuados para participar de la elección con los mejores candidatos de la oposición.
El tercero: habrá una nueva reunión en los primeros días de junio para seguir avanzando en ese armado.
Hasta ahí lo que esta página puede reconstruir de esa reunión.
En cambio, el análisis coyuntural permite señalar otros aspectos; por ejemplo que si bien hay una vocación frentista de la mayoría de los dirigentes de los tres partidos, es la primera vez que en el seno de Avanzar hay un grupo de dirigentes que se plantea que no estaría mal tampoco la idea de ir solos a las legislativas, teniendo como candidato a Claudio Poggi, y prefiriendo que los resultados de las PASO funcionen como ordenadores del gran conglomerado opositor. Quienes abonan esa teoría aseguran que es la mejor manera de garantizar que nadie escape o salte una vez obtenidos los espacios que se conquisten.
Por el lado del PRO podríamos decir que es el partido en el que más convencimiento hay de la necesidad de consolidar un frente opositor provincial. No hay fisuras internas en ese sentido y de hecho fue el propio Horacio Rodríguez Larreta quien marcó ese camino para la búsqueda de unidad en San Luis.
En la UCR, tal como ya ha señalado esta página, hay una gran mayoría de espíritu frentista convencida de que esa es la única oportunidad de enfrentar en serio al oficialismo de Terrazas. Pero hay un grupo minúsculo de dirigentes a quien otro sector radical acusa de querer repetir errores en su intento de ir solos, a riesgo de no lograr retener una banca de diputado nacional, y terminar siendo funcionales a Terrazas del Portezuelo.
Cuando esa discusión levanta temperatura, el reproche interno a flor de piel entre los correligionarios le pasa factura a su presidente, Jorge Lucero, porque en 2007 fue candidato a diputado nacional en la boleta del Frente Juntos Por San Luis y llevó a Cristina Kirchner como candidata a presidenta.
Hoy, Lucero tiene la responsabilidad de ordenar esos intereses partidarios en pugna, y de cara a un escenario de polarización política total en el que no hay lugar para un tercer actor, mucho menos tras la confirmación por parte del Ejecutivo provincial de que las elecciones se harán en la misma fecha que las nacionales.