3 de julio de 2023

Moriñigo y el sexto lugar de la UNSL entre todas las universidades del país: «Es un orgullo»

Víctor Moriñigo. Foto UNSL.

La calificación de la Universidad Nacional de San Luis en el sexto lugar entre las mejores universidades de Argentina según el prestigioso ranking Quacquarelli Symonds es motivo de celebración entre los directivos y la comunidad universitaria.

“Que seamos sextos en un concierto de 70 universidades públicas, nacionales y provinciales, para nosotros es un gran orgullo, un gran orgullo de todo el capital humano que ha tenido la universidad en todos estos años, y un gran regalo para estos 50 años” reflexionó el rector de la UNSL, Víctor Moriñigo.

El mérito también debe interpretarse en un contexto en el que lógicamente los primeros lugares son para aquellas universidades nacionales históricas -más años, más presupuesto, más recurso humano-.

“Si uno hace un análisis mucho más exhaustivo, un poco más hilando fino, vale muchísimo porque, parafraseando a los boxeadores, vendríamos a ser casi los mejores “libra por libra”. ¿Qué quiero decir con esto? Y que con la UBA uno no puede competir, con la Universidad de La Plata no puede competir, con Córdoba no puede competir, digo Rosario es casi cuatro veces el tamaño de la universidad, la Universidad Cuyo fue nuestra madre hasta hace 50 años. Entonces podría decirse que de las medianas y grandes que hoy ya somos, estar ahí codeándonos con estas primeras cinco, repito “libra por libra” termina siendo un gran empuje de los últimos años” analizó el rector.

La UNSL y un reconocimiento en el contexto nacional en sus 50 años: entre las mejores universidades de Argentina.

El ranking está encabezado por la Universidad de Buenos Aires (UBA), en segundo lugar, se ubicó la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) y la Universidad Nacional de Córdoba (UNC) en tercer lugar. Por su parte, la Universidad Nacional de Rosario (UNR) ocupa el cuarto puesto y la Universidad Nacional de Cuyo (UNCuyo), el quinto.

Para determinar las posiciones de las universidades a nivel mundial, la calificadora tomó en cuenta seis (6) categorías principales: reputación académica, reputación entre empleadores, citas de investigación por docente, proporción de docentes por estudiante, proporción de estudiantes internacionales y proporción de profesores internacionales.

“Los índices generalmente no suelen mostrar el valor humano o el valor social de una universidad en una región, porque los índices no miden el comedor universitario, los índices no miden la extensión universitaria en los barrios, los índices no miden cuánta gente del interior uno trae, los índices no miden que tenemos la gestión universitaria pese al 140% de inflación, es un índice británico, pero la verdad que sí es cierto que es una referencia mundial que miran muchos organismos para financiar proyectos de investigación, muchos organismos para financiar obra pública y miran sobre todo muchos docentes y estudiantes para elegir a dónde ir a formarse” admite con orgullo Moriñigo.

Las publicaciones de estas calificadoras internacionales adquieren relevancia ya que son tomadas en cuenta por estudiantes, docentes e investigadores de otras universidades extranjeras y nacionales a la hora de definir sus destinos académicos. Las consultas a estos sitios de manera regular posicionan a la Universidad como un destino interesante porque además, estos indicadores son consultados por universidades extranjeras quienes antes de concretar convenios, analizan estas métricas.

 

¿Qué mide el ranking QS?

El ranking QS analiza la reputación académica (Academic Reputation), parámetro que se basa en la opinión de académicos de todo el mundo sobre la calidad de la investigación y la enseñanza en las universidades.

También la reputación entre empleadores (Employer Reputation), que recopila opiniones de empleadores y profesionales de diversas industrias para medir cómo los y las empleadores/as valoran a los y las graduados/as de una institución específica.

Se mide la productividad y el impacto de la investigación realizada en las universidades tomando en cuenta las citas de investigación por docente (Citations per Faculty). Este parámetro considera el número promedio de citas de investigación por docente, lo que refleja el impacto y la influencia de la producción académica de una institución, en este caso, de la UNSL.

La relación entre el número de estudiantes y profesores, ya que una baja proporción de estudiantes por docente suele ser considerada positiva, dado que implica una mayor atención y apoyo individualizado para los estudiantes.

Estos parámetros son considerados por QS para calcular la posición de cada universidad en el ranking. Sin embargo, cada parámetro tiene un peso relativo en la clasificación final y QS no proporciona detalles específicos sobre la fórmula exacta utilizada para calcular los puntajes.

Con información de Prensa UNSL.

Dejá tu comentario

Tal vez te interese