Funes dejó Todos Unidos y analiza su futuro

3 minutos de lectura

Tal como adelantó esta página el lunes pasado, el diputado provincial por Pueyrredón, Juan Pablo Funes renunció a ser parte de «Todos Unidos» y como consecuencia de esa decisión, ya no integra -de hecho presidía- ese bloque legislativo en la Cámara Baja.

«Mi lealtad inquebrantable es con nuestra gente y agradecido por lo que la vida me dio, quiero ayudar para que los puntanos y puntanas sean felices» dijo en un posteo a través del cual confirmó su renuncia señalando que no comparte el camino que en ese espacio «se pretende recorrer, acuerdos que quieren lograr, y las nuevas personas con las que desean trabajar».
Funes presidía el bloque de Todos Unidos en la Cámara Baja y analiza cuál será su nuevo rol en la Legislatura. Su mandato concluye este año.
A continuación sus palabras para anunciar su alejamiento de Todos Unidos:

«Quiero contarles que he tomado la decisión de renunciar al Bloque Todos Unidos de la Cámara de Diputados de la Provincia, y consecuentemente a dicho espacio político.
Motiva mi decisión no compartir el camino que en dicho espacio se pretende recorrer, acuerdos que quieren lograr, y las nuevas personas con las que desean trabajar.
No me considero el dueño de la verdad, pero tengo mi propia visión, y siempre, en cada paso que he dado, he escuchado a mi Corazón, y esta no es la excepción.
No solo se trata de trabajar para llegar a un lugar, creo que también importa cómo llegas, para qué y con quien.
Entiendo a la política como la herramienta más importante para poder transformar la realidad, soy un promotor de la unidad del pueblo de nuestra Provincia. Debemos trabajar fuertemente para huir de las grietas que no le hacen bien a nadie. Nos convoca la dificultad del momento, nos debe movilizar la difícil situación social, y económica que se transita.
Tengo un objetivo primordial, seguir ayudando a la gente desde mi labor y trabajo. He decidido disfrutar el camino de la esperanza y de la solidaridad. Quiero colaborar para construir el porvenir. Asumo una gran responsabilidad, me siento con ganas y con fuerzas para hacerlo.
Para pensar en el San Luis del futuro hay que hacerlo con los nuevos sueños de los jóvenes puntanos, desde la generosidad para las próximas generaciones, pensando en su rol protagónico esperanzador.
Debo ser respetuoso, y sincero. Mi lealtad inquebrantable es con nuestra gente y agradecido por lo que la vida me dio, quiero ayudar para que los puntanos y puntanas sean felices.
Agradezco profundamente por el camino recorrido, es un gran orgullo representar al pueblo de San Luis.
El camino del futuro ha llegado.
Un abrazo gigante».