El frente opositor unido, la gran bajada nacional

1 minuto de lectura

La marcha del frente opositor se amasa con paciencia, lentamente, y con una certeza más allá de las dificultades: la obligación de no romper. Unidos por consenso, o unidos tras una interna que se define con votos de los puntanos.

Toda la oposición debe ir unidad en un solo frente. Esa es la bajada nacional que reciben los dirigentes puntanos actores principales en la conformación de ese armado opositor a Terrazas del Portezuelo.

En esa construcción hoy conviven los intereses partidarios, los individuales, también las mezquindades, y las visiones de construcción a futuro; todo bajo la gran consigna de unidad y contra-reloj, con un cuenta regresiva en marcha para la constitución de frentes electorales y la presentación de candidatos.

En el radicalismo consideran que, más allá de deliberar, lo que tienen claro es que quieren ser parte de un frente que se arme democráticamente sobre la base de elecciones. «Lógicamente que si acordamos, mejor, mejor si se llega a un consenso en todo, y en todas las candidaturas. De lo contrario queremos que esté la opción de competir y no aceptamos eso de que se nos invite a competir sólo en un cargo, para un cargo sí y para otro no… hay que poder conversar, acordar y tener como base eventual para el desacuerdo la posibilidad de dirimir democráticamente». La unidad, por una vía u otra.

También en Avanzar hay reflexión para determinar los mejores caminos para la conformación de una lista competitiva desde el primer hasta el último casillero. Avanzar tendrá el próximo fin de semana una asamblea partidaria y una reunión de su Congreso para definir su estrategia de cara a la mesa grupal.

Por su parte el PRO, ya expresado su vocación frentista en el armado opositor del que también forma parte Libres del Sur, que lidera el diputado provincial Joaquín Mansilla.

La coincidencia de fechas para realización de las PAS provinciales junto a las PASO, estiman en ambos espacios, va a elevar la participación electoral notoriamente con lo cual esa instancia para definir candidaturas por eventuales desacuerdos es muy válida.

En verdad sería una muy buena noticia que, como hace años no sucede, tanto la oposición como el oficialismo provincial pasen este año por instancias de selección previa de sus candidatos y que ellos no resulten de imposiciones de las conducciones partidarias sin más. Hay mucho más dirimir: diputados nacionales, senadores provinciales, diputados provinciales, intendentes y concejales.